Pasar al contenido principal

Más de 1.000 niños han presentado problemas de salud mental durante la pandemia en el Tolima

Según el estudio realizado por el Instituto Colombiano de Neurociencias, el 88 por ciento de los pequeños tiene signos de haber sido afectados por el confinamiento. 
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Más de 1.000 niños han presentado problemas de salud mental durante la pandemia en el Tolima
Foto: Tomada de Internet

Más de 1.000 niños han presentado problemas de salud mental durante la pandemia en el Tolima. 

El estudio fue realizado por el Instituto Colombiano de Neurociencias en seis partes más del país como: Bogotá, Boyacá, Eje Cafetero, Huila, Llanos y Norte de Santander. 

Esta investigación encendió las alarmas de las autoridades nacionales, ya que arrojó un preocupante resultado: el 88 por ciento de los pequeños tiene signos de haber sido afectados por el confinamiento. 

De acuerdo con el informe, la cuarentena va a afectar en tres niveles a la generación de niños que han tenido que vivirlo.

  • En el nivel afectivo-emocional: el cual abarca todo lo relacionado con la salud mental de las personas y que a futuro puede derivar en ansiedad, depresión, trastorno adaptativo o estrés agudo postraumático. En este sentido, las afectaciones más grandes aparecen en los niños de entre cuatro y 12 años.
  • Dificultad en el desarrollo y aprendizaje: las experiencias de los primeros años de vida tendrán un impacto con su carga genética lo que determinará conductas posteriores como: el rendimiento académico, los logros laborales y las relaciones interpersonales. Una cifra que ilustra esta dificultad es, que, el mismo documento revela que el 42 por ciento de los menores ha visto afectadas sus habilidades académicas por la cuarentena.
  • La vulneración de sus derechos: dice el instituto en su estudio que la Constitución señala que los derechos de los niños priman sobre los otros, pero advierten que las decisiones de confinamiento han priorizado la salud mental de otros grupos poblacionales como los adultos por encima de los más pequeños.

Por su parte, la EPS Medimás ha atendido en salud mental a un total de 13.547 a menores de 18 años, en el periodo de marzo de 2020 a marzo de 2021, tiempo en que ha transcurrido la pandemia en el mundo. 

Este es el panorama divido por territorios:

De las anteriores atenciones garantizadas las más comunes han sido: consulta de primera vez por psicología, psicoterapia individual por psicología, consulta de primera vez por especialista en psiquiatría, psicoterapia familiar por psicología y asistencia intrahospitalaria por psicología en población menor de 18 años.

¿Los problemas de salud mental pueden tomar años en manifestarse?

A las afectaciones en la salud mental por el confinamiento a los menores se suma también que la soledad y el aislamiento pueden manifestar problemas de salud mental hasta nueve años después del evento que los haya generado, siendo el más común la depresión.

Son altamente preocupantes los hallazgos hechos a través de otro riguroso estudio, el cual alerta que los niños y niñas sometidos a largos periodos de aislamiento tienen cinco veces más probabilidad de necesitar soporte psicológico y experimentar mayores síntomas de estrés postraumático.

La especialista Nathaly Torres, psicóloga de la IPS Corvesalud, explicó que “en los menores de 18 años, el efecto de la cuarentena ha causado múltiples inquietudes relacionadas con la dificultad para Informe especial entender porque no pueden ver a sus compañeros o familiares, ir a clases, jugar en los parques y la obligación de permanecer en sus casas todo el tiempo”.

Asimismo, señaló que “algunos niños, en especial en edad escolar, son sensibles al estrés que experimentan sus padres, y se puede manifestar a través de comportamientos diferentes a los habituales como desobediencia, llanto sin razón y cambios de temperamento. En otros casos, pueden mostrar comportamientos regresivos como chuparse el dedo, pedir tetero, mojar la cama o no dormir bien”.

Finalmente, la experta resaltó la importancia de la detección de signos de alarma para poder prevenir afectaciones en la salud mental de los más pequeños en medio de la pandemia.

"Estos pueden ser: que el niño se muestre agresivo, que pierda el apetito o que pase mucho tiempo alejado de su núcleo familiar y se aísle por ejemplo en su habitación, también hay que tener cuidado con la sobreexposición a los recursos y herramientas tecnológicas”, concluyó. 

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker