Pasar al contenido principal

Llegó de paso a Ibagué, pero ya cumple 33 años sirviendo a la salud de los tolimenses

La fisioterapeuta Hortensia Nieto ha dedicado casi la mitad de su vida a ayudar a pacientes con problemas respiratorios del departamento.
Salud
Autor: Ruddy Díaz
Autor:
Ruddy Díaz

Hortensia Nieto, fisioterapeuta de la Universidad Industrial de Santander (UIS) especializada en cuidados respiratorios, fue la mujer que creó la unidad respiratoria de la Clínica Tolima hace 33 años.

La bogotana llegó a la capital tolimense el 11 de diciembre de 1988 para realizar este servicio que no estaba establecido en la clínica.

“Yo venía con la misión de crear un servicio que no había acá en Ibagué, que era el servicio de cuidado respiratorio", comentó.

Nieto dijo que llegó sola a la ciudad en época decembrina, algo que no fue fácil para ella.  

Sin embargo, solo venía por tres meses a Ibagué. Establecía el servicio, enseñaba lo que sabía y se iba, esa era la idea.

Pero el tiempo pasó y a la doctora le empezó a gustar la ciudad, por lo que decidió quedarse.

Al comienzo vivía en la clínica y tenía turnos en el día y la noche. Una vez, atendiendo su jornada laboral, se encontró con una difícil situación.

“En la noche nació un bebé muy prematuro y no nos respondía, el niño malo y malo. Recuerdo tanto que estaba con el doctor Juan Carlos Niño y nos tocó mantenerlo hasta las 6:00 de la mañana dándole ventilación con bolsa”, contó.

El menor fue remitido a Bogotá porque la clínica no contaba con las condiciones para ser tratado.

A partir de ese episodio decidieron inciar la unidad respiratoria neonatal en la que la clínica tuvo que conseguir  los ventiladores y el personal para adaptarla.

Actualmente, esta área cuenta con siete camas de cuidados críticos para atender a los recién nacidos que lo necesiten.

El terremoto de Armenia la impactó

A tan solo un mes de estar en la ciudad, el 25 de enero de 1989, Nieto vivió el terremoto de Armenia, un sismo de 6.2 grados de magnitud que sacudió a la región. 

La doctora narró que este evento la llenó de pánico, ya que las réplicas eran constantes y a pesar de eso, debía seguir atendiendo a los pacientes que lo necesitaban. 

Ha estado en primera línea de atención durante la pandemia

La mujer que tiene aproximadamente 60 años ha estado en primera línea atendiendo la pandemia por el COVID-19.

“Esta pandemia nos ha generado mucho estrés, nos ha afectado a todos. El hecho de pensar que me puede dar a mí, genera angustia y miedo”, precisó.

Además, relató que nunca se imaginó ver todas las camas de cuidados intensivos ocupadas y no tener espacio para las personas que lo necesitaban.

“Teníamos todo ocupado y llegó un muchacho de un accidente y no había ventilador. Eso generó angustia”, indicó.

Sin embargo, la doctora tenía un as bajo la manga. “Nos acordamos que teníamos una máquina de anestesia y ya la había sacado para un caso de emergencia. Así que me acordé y le colocamos la máquina al paciente”, mencionó. 

A pesar de estar en primera línea, a la fisioterapeuta el COVID-19 no la ha tocado. No obstante, ya recibió las dos dosis de la vacuna de Pfizer.

Parte esencial de la historia de la Clínica

La bogotana ha visto cómo la Clínica Tolima ha avanzado durante estos años de servicio.

Cuando la doctora inició solo había cinco camas de Unidad de Cuidados Intensivos y ahora hay 23. “Yo he visto cómo va cambiando todo y va progresando. Ver la cantidad de ventiladores, eso es una maravilla”, expresó.

Asimismo, ha presenciado la ampliación en la prestación de servicios, al habilitar el primer piso de la clínica solo para urgencias.

También vivió las épocas difíciles, pero “se ha sabido salir adelante y la muestra es que de 42 años aún seguimos presente luchando por la clínica”, afirmó.

Se acerca la hora de su retiro

La doctora Hortensia está a pocos años de retirarse de la profesión que le ha traído alegrías y tristezas.

“Me va a dar tristeza, pero es tiempo de que me vaya y llegue una nueva persona con nuevas ideas. Todo tiene un fin y también es bueno descansar”, enfatizó.

Nieto nunca se casó. Ella decidió dedicar su vida al cuidado de su mamá y de los pacientes del Tolima.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker