Pasar al contenido principal

“La falta de conciencia nos tiene agotados, el personal se está enfermando”: Charles Bonilla, médico de Medicadiz

El Doctor lamentó que en algún momento tengan que seleccionar entre la vida de un adulto mayor y un joven por esta falta de conciencia.
Salud
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater
Foto: Alcaldía de Ibagué

Cuando las luces de las fiestas se encienden, se apagan las de la vida de miles de personas porque el COVID-19 no espera, como sí podrían esperar las reuniones y las rumbas. Aunque muchos duden de ello, quien más sufre diariamente por esta falta de conciencia, es el personal de la salud.

“Desafortunadamente la gente no comprende todos los eventos y las cosas que hemos tenido que hacer para poder atender a los pacientes, lo que nos cuesta y lo que significa para el personal médico y paramédico para poderlos atender. Esa frustración que se siente al tratar de manejar a los pacientes”, contó Charles Bonilla, médico coordinador de la UCI Medicadiz.

Muchos piensan que el virus es un invento de control social, pero esto es tan solo una excusa injustificada para ser apáticos como un acto de rebeldía, y “es difícil ver a la gente en la calle sin tapabocas, en fiestas y reuniones, e incluso alcoholizados sabiendo que hay tantas personas que se están muriendo”, añadió.

Y a pesar de tener ante sus ojos cifras, videos, imágenes y casos cercanos de las afectaciones que causa el virus en las personas, “todavía hay gente que no cree que esto está pasando”.  

“Ante esta situación nosotros nos vamos a ver obligados a que nos toque seleccionar la gente, seleccionar a los pacientes que van a ingresar en la unidad, y eso va a ser todavía más doloroso”, expresó con tristeza.

Asimismo, dijo que están viendo a casi toda una generación morir, porque son los adultos mayores los que se han llevado la peor parte de la pandemia. Pero no, no solo ellos mueren, “hemos tenido pacientes jóvenes que se han enfermado y es gente que se está perdiendo para poder ayudar al país”.  

“Es muy difícil pensar en que en algún momento nos va a tocar dejar morir a pacientes, y nos toca seleccionar a los más jóvenes y a los que tienen más oportunidad de salir para poder manejarlos”, lamentó. 

Hasta este martes, la ocupación de las UCI en la ciudad se encontraba sobre el 95 %, con tan solo una cama para pacientes de COVID-19 en la Clínica Sharon. “Lo que significa que ya no tenemos camas”, acotó.

“La gente dice: tienen una cama y un ventilador y ya con eso lo reciben ¡No! Tiene que entrenarse al personal para poder manejar a estos pacientes que es lo que hemos estado haciendo”, manifestó.  

“Ya no sé que más se debe hacer para que puedan entenderlo”, concluyó el médico.

Ante este aterrador panorama se suma que cerca de 160 trabajadores de la salud que se han contagiado por el virus en el Tolima, y aún así se levantan día a día para continuar salvando la vida de los demás aunque la suya este en riesgo. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker