Pasar al contenido principal

Instituciones de salud piden decretar toque de queda el 31 de octubre en Ibagué

La fiesta de disfraces podría ser un foco de contagio de COVID-19, no solo en la población infantil sino en adultos y ancianos.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Hospital Federico Lleras Acosta

Ante el riesgo de contagio masivo de COVID-19 en menores de edad, varias instituciones de salud de Ibagué solicitaron a la Administración Municipal decretar el toque de queda el sábado 31 de octubre, cuando se celebra la noche de disfraces. 

Los gerentes del Hospital Federico Lleras, Luis Eduardo González; la gerente de la Clínica Avidanti, Mónica Mosos, y la gerente de la Clínica Tolima, Katherine Escobar, coincidieron en señalar que ese día es sumamente riesgoso para toda la población y se necesitan medidas excepcionales, pues no sería fácil controlar las aglomeraciones que regularmente se registra en esa fecha.

“Los padres deben hablar con los niños y con los adolescentes y explicarles que este año no podrán salir a recoger dulces ni se puede asistir a fiestas de disfraces. El virus no se ha ido y todos debemos cuidarnos”, dijo Luis Eduardo González, gerente del Hospital Federico Lleras.

Por su parte, Mónica Mosos, de la Clínica Avidanti, recalcó que la población juvenil debe entender la responsabilidad que recae en ellos, pues están saliendo a rumbas y asados, adquieren el virus, pero los que se agravan son los adultos mayores.

“Ellos creen que la situación no es grave, pero están contagiando a sus padres, a sus tíos, a sus abuelos, y ellos son los que están llegando a las Unidades de Cuidados Intensivos”, expresó Mosos.   

Por su parte, la gerente de la Clínica Tolima, Katherine Escobar, dijo que desde hace tres semanas ha tenido un incremento en la ocupación de la Unidad de Cuidados Intensivos y que este es un momento de mucho riesgo para la salud pública en la ciudad.

"Si bien los niños han tenido menores tasas de complicación de la enfermedad, pueden transmitir fácilmente el virus a sus familiares adultos y adultos mayores, quienes si tienen un riesgo mucho más alto de complicarse e incluso fallecer", expresó Escobar.

EL OLFATO supo que la Alcaldía de Ibagué está evaluando nuevas medidas restrictivas, tras el incremento de los casos de COVID-19 y el desorden social que se evidencia cada fin de semana en la ciudad.

La capital tolimense tiene un acumulado de 10.473 casos de coronavirus, de los cuales 8.737 están recuperados y 1.468 continúan activos.

Según la Secretaría de Salud Municipal, la enfermedad ha causado la muerte de 268 personas. 

 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker