Pasar al contenido principal

Bebidas alcohólicas pueden tener efectos negativos en la salud a corto y largo plazo: nutricionista

Experta de la Universidad Nacional explica las implicaciones para la salud del consumo de estas bebidas y del 'guayabo'.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Bebidas alcohólicas pueden tener efectos negativos en la salud a corto y largo plazo: nutricionista
Foto: Freepik

El consumo de bebidas alochólicas hace parte del diario vivir de muchas personas, pero no lo que no saben es que estas pueden traer efectos negativos para la salud a corto y largo plazo.

Según Mónica Cano, nutricionista dietista y doctora en Educación de la Universidad Nacional de Colombia, "el consumo de estas bebidas trae inmerso el aporte calórico a través de calorías vacías y pueden generar malnutrición, porque muchas veces se evitan tiempos de alimentación o se reemplaza por el tiempo social en el que se consumen alimentos", explicó. 

Asimismo, señaló que las implicaciones de este consumo resultan más preocupantes en los planes de alimentación de aquellas personas que requieren una dieta controlada por enfermedades de base o sobrepeso y que están tratando de lograr un consumo energético adecuado.

"Esencialmente las bebidas alcohólicas (que contienen en su composición etanol, es decir alcohol etílico) se dividen en dos tipos: las producidas por fermentación –como vino, cerveza, sidra o hidromiel–, que tienen máximo 15 grados de alcohol, y las producidas por la destilación –como brandy, whisky, tequila, rol, vodka y ginebra–, con más de 15 grados de alcohol", puntualizó. 

Cano indicó que también depende de la dosis y la frecuencia con la que se consuma, así como la cantidad y el tipo. 

"En exceso incluso podrían causar que una persona tenga graves consecuencias para su salud como pérdida del conocimiento o parálisis respiratoria, ya que tiene un gran impacto en el aparato cardiovascular", mencionó.

Del mismo modo, afirmó que el grado de alcohol está relacionado con el aporte calórico, por lo que recomienda, especialmente, evaluar si se tiene una enfermedad previa y considerar el consumo.

Consecuencias del 'guayabo'

Las bebidas alcohólicas tienen además un efecto secundario, conocido como 'guayabo', que impacta en el consumo de alimentos al día siguiente. 

"El cuerpo suele perder mucha agua, es común que la persona se hidrate no con agua sino con otro tipo de bebidas industrializadas como gaseosas, que al final tendrían más implicaciones en la dieta", acotó Cano.

Igualmente, destacó que cada gramo de alcohol aporta siete calorías, por lo que "hay patrones de alimentación saludables que son mucho más beneficiosos que cualquier bebida alcohólica”, reveló.

Sin embargo, en personas que no toman más de una copa al día, tienen buen estado de salud y un estilo de vida saludable, seguramente, el alcohol no se traducirá necesariamente en efectos tan severos para la salud.

¿Cuántas calorías puede tener una bebida alcohólica?

  • Una cerveza de 355 ml aporta unas 153 calorías. Las artesanales con altos grados de alcohol hasta 350 calorías.
  • Un trago de ginebra de 45 ml aporta 97 calorías.
  • Uno de ron 197 calorías.
  • Uno de vodka 116 calorías
  • Uno de licor de café 160 calorías.
  • 230 ml de vino aportan 150 calorías, pero a mayor consumo, mayor será el consumo calórico.
  • Los cocteles con adición de azúcar, en forma de gaseosa o jugos industrializados, llegarían a tener muchas más calorías. Por ejemplo, una piña colada de 200 ml tendría unas 526 calorías.

“Se deben evitar las bebidas más elaboradas y los cocteles; las bebidas fermentadas tienen menos calorías, lo que indica menos ingesta de estas. Todas las bebidas alcohólicas tienden a acumularse en el cuerpo en forma de grasa”, concluyó la nutricionista. 

*Con información de la Agencia de Medios de la Universidad Nacional de Colombia. 

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker