Pasar al contenido principal

Aprenda a cuidar su piel en tiempos de pandemia

Lavarse las manos con agua y jabón, mínimo por 20 segundos, y después hidratar la piel es la clave para darle el cuidado adecuado a nuestras manos.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Tomada de Internet

Una de las principales recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es el constante lavado de las manos, mínimo cada tres horas. Sin embargo, nuestra piel no está acostumbrada a este constante contacto con el agua.

Por esto, muchos están experimentando resequedad o piel tensionada. Expertos en químicos de Basf explican que, aunque algunos jabones contienen soluciones nutritivas, la manera más efectiva de evitar la resequedad es aplicar cremas hidratantes después del secado de las manos.

Actualmente en Colombia, hay más de 10.000 infectados con el COVID-19 y en el mundo la cifra es alarmante, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud de Colombia.

Una de las principales razones por las que este virus tiene una rápida propagación es porque su tiempo de durabilidad fuera del cuerpo, dependiendo del material, puede ser de días.

“El virus, no es un organismo vivo, sino una molécula de proteína (ARN) cubierta por una capa protectora de lípidos (grasa), que al ser absorbida por las células de las mucosas ocular, nasal o bucal, cambian su código genético y las convierten en células agresoras y multiplicadoras que se desintegran solas dependiendo de la temperatura, la humedad y el tipo de material donde reposa”, explica la doctora Andrea Rojas, jefe Médico de Basf.

Lavarse las manos resulta efectivo para prevenir la propagación del virus porque los jabones logran que sus moléculas interrumpan los enlaces químicos que hacen que esta infección se adhiera a la piel.

Sin embargo, el reiterado lavado de manos o el uso de antibacteriales con un alto porcentaje de alcohol pueden irritar o generar picazón.

En cualquiera de los casos, resulta aconsejable cuidar la piel aplicando alguna crema o loción para manos o cuerpo que contribuya a restaurar la barrera cutánea para hidratarla e impedir la formación de grietas.  

“Para mantener la piel humectada, hidratada y protegida, se puede optar por una loción o crema con activos e ingredientes de origen natural. que contribuyen a la nutrición, reparación e hidratación de la piel; así como bioactivos provenientes de la semilla de moringa, un superalimento popular, también llamado árbol de la vida, que forman una película protectora en la superficie de la piel que la protege de la acumulación de impurezas, repele las partículas de polvo y dan un efecto détox”, explica Lina Joya, responsable de Mercadeo para la línea de Cuidado Personal de Basf.

*Con información de Basf.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker