Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Sale la gerente de la USI por irregularidades detectadas por la Supersalud

Investigación
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Alcaldía de Ibagué

La gerente de la Unidad de Salud de Ibagué (USI), Elsa Graciela Martínez, renunció irrevocablemente a su cargo como consecuencia de un duro informe que presentó la Superintendencia Nacional de Salud sobre su gestión, el cual obligó a la junta directiva de la entidad a aceptar de inmediato su dimisión.

La saliente exfuncionaria era una de las mujeres de confianza del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y familiar de la exsecretaria de Apoyo a la Gestión María Fernanda Martínez, los tres oriundos del municipio del Líbano.

Elsa Graciela es odontóloga y muy cercana a la familia Jaramillo desde que se desempeñó como gerente del hospital Reina Sofía de Lérida, cuando Guillermo Alfonso fue Gobernador del Tolima, hace aproximadamente 18 años.

Después, en el año 2012, cuando inició la administración del exalcalde Gustavo Petro en la Alcaldía de Bogotá, y Jaramillo fue secretario distrital de Salud, se vinculó a esa cartera como Directora de Provisión de Servicios de Salud. (Ver documento

Al finalizar el gobierno de Petro, Jaramillo fue elegido alcalde de Ibagué y vinculó a su administración -en el año 2016- a las dos profesionales de la familia Martínez: María Fernanda y Elsa Graciela, la primera en la Secretaría de Apoyo a la Gestión y la segunda en la USI.

Alcaldía de Ibagué critica a la Supersalud y defiende a la saliente gerente

La secretaria de Salud Municipal, Johana Barbosa, admitió que la salida de la gerente de la USI obedeció a una “evaluación por parte de la Superintendencia de Salud”, pero criticó el mecanismo de calificación empleado por este órgano de control.

Dijo que “no es una evaluación es objetiva, que realmente evalúe la capacidad administrativa, la capacidad de gestión y el impacto financiero de las instituciones. Realmente es un instrumento que se queda corto para evaluar a un gerente. Es importante reconocer la gran gestión que desarrolló la doctora Elsa Graciela”, expresó Barbosa.

Sin embargo, se abstuvo de revelar detalles del informe de la Superintendencia de Salud, del que fueron remitidas copias a la Fiscalía y a la Procuraduría General de la Nación.

Asimismo, anunció que fue designado como gerente encargado de la Unidad de Salud de Ibagué al funcionario Diógenes Salazar, actual director de Prestación de Servicios de la Secretaría de Salud de Ibagué, mientras se adelanta el proceso de selección para escoger al nuevo gerente en propiedad.