Pasar al contenido principal

Sacerdote tolimense impacta en las redes sociales con su ingeniosa manera de evangelizar

Nació en El Espinal y tiene 29 años. Conozca su historia.
Historias
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira
Foto: Suministrada

Cristian Camilo Cárdenas o el padre Cristian, como muchos lo conocen en sus redes sociales, es un párroco tolimense que está revolucionando el internet con su ingeniosa manera de evangelizar.

Ordenado como sacerdote hace tres años, este joven espinaluno de 29 años se ha hecho notar en diversas plataformas virtuales por su contenido diferente, atractivo y actual, pero sin dejar de lado los mensajes de la palabra de Dios, que es el motivo principal de sus publicaciones.

Definiéndose él mismo como: “un sacerdote evangelizando de un modo diferente para tiempos diferentes (…) ha sido una muy buena manera para llegar a los feligreses durante la emergencia sanitaria”.

Este delegado episcopal para la Pastoral Juvenil de Ibagué, antes era el padre de la parroquia San José Obrero del barrio Gaitán, pero ahora, cumple esta función en la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Belén; que por la pandemia del COVID-19 no ha podido abrir sus puertas a los feligreses, siendo este uno de los motivos por lo cuales llevó el evangelio a la web a pesar de que ya utilizaba las redes sociales con este fin.

“Empecé desde diácono, es decir, hace aproximadamente cuatro años, haciendo las reflexiones dominicales. Un evangelio dominical lo subía y lo compartía y a la gente le empezó a gustar las reflexiones, se iban agregando y empecé a tener una comunidad en redes sociales, pero no con mucha gente. El boom de todo esto fue la pandemia, hizo que se explotara mucho el mecanismo de las redes sociales, eso me ha motivado a enviar audios y a hacer videos”, afirmó el religioso.

Aunque fue enfático en señalar que todo lo hace de manera artesanal, pues él no es comunicador social y tampoco cuenta con equipos profesionales; simplemente se deja guiar de sus propios seguidores que son los que le dan recomendaciones que le han servido para mejorar la calidad de sus contenidos.

Por otro lado, asegura que al principio fue muy difícil, ya que algunos sacerdotes le criticaban el hecho de transmitir las misas por internet, pero esto no lo freno, sino que por el contrario lo impulso a seguir adelante con su proyecto: “que eso no estaba bien, que eso no era válido; y esos sacerdotes que me criticaban, ahora con la pandemia, son los que han tenido que celebrar las misas por internet”.

A su vez, afirma que lo que más le gusta de poder evangelizar con esta moderna metodología de las redes sociales es el hecho de poderle llegar con la palabra de Dios a personas de todas las edades, religiones y lugares del mundo.

“Todo el contenido es evangelizador, pero no solo un contenido donde la gente vea y diga es que ese padre solo hace reflexiones del evangelio, solo nos pone a rezar. Lo que he querido cambiar es ese estigma que se tiene del cura en el pulpito, que solo se la pasa rezando, el cura que ni siquiera sonríe; quiero mostrar una iglesia diferente, una iglesia joven y que abre sus puertas”, acotó.

En cifras, el padre cuenta con más de 6.000 seguidores en Instagram, más de 4.000 en Facebook, otros tantos en YouTube, pero donde es realmente un influencer es en la nueva plataforma de videos TikTok, aplicación donde ha logrado viralizar varios de sus contenidos y donde tiene más de 38.000 seguidores.

Pese a que cuenta con muchas personas que lo apoyan y disfrutan su material, señala que no han faltado los haters que intentan sabotear sus publicaciones, pero a quienes él mismo les responde con benevolencia y sin ofenderlos.

En el internet y las redes sociales se vive o el cielo o el infierno; usted puede entrar a una aplicación y vivir el cielo porque aprende y porque le aporta; pero también puede irse al infierno cuando usted ve contenido que no le agrada a Dios, que no lo forja, que lo que hace es enviciarlo y hacerle perder el tiempo”, puntualizó.

Agregando que: “Yo resumo mi trabajo en esta cita bíblica del evangelio de san Juan, donde el señor le dijo a los apóstoles: ‘rema mar adentro y lancen la red’ y dice la palabra de Dios que sacaron toda clase de peces, y los que no sirvieron los tiraban de nuevo al mar; es decir, en las redes uno debe de lanzar la red y uno va a atrapar toda clase de personas, pero uno se debe de quedar con las personas que realmente quieran y aprecien el contenido, y los que no, deséchenlo”.

Horarios de actividades

  • El Rosario: todos los días a las 7:15 de la mañana por Instagram.
  • La Eucaristía: de lunes a sábados a las 5:00 de la tarde y los domingos, a las 10:00 de la mañana y 5:00 de la tarde por YouTube. Si desea, puede solicitarle al padre la intención de la misa.
  • Vivencias Vocacionales: una sección de su canal de YouTube y donde invita a sacerdotes y religiosas de diferentes partes del mundo.
  • Hablemos de vocación con el padre Cristian: todos los martes a las 8:00 de la noche por TikTok, donde responde preguntas sobre la vida como sacerdote.
  • Pregúntale de tu fe al padre Cristian: todos los miércoles a las 8:00 de la mañana en YouTube.
  • Tertuliando con el padre Cristian: todos los sábados en TikTok, donde realizan actividades varias.

Los ‘Catolitokers’

Por otro lado, en la plataforma de TikTok el párroco junto a un grupo de sacerdotes y religiosas de distintos países crearon lo que ellos denominan los ‘Catolitokers’, con el fin de mostrarle al mundo que la iglesia está más unida que nunca.

“Empecé a conocer a otros sacerdotes y a otras religiosas que creaban contenido católico y actualmente estoy en un grupo de nueve personas, entre sacerdotes y religiosas, que están en España, en América Latina, Centro América y en Estados Unidos, también muy reconocidos y entre ellos creamos un grupo que se llama los ‘Catolitokers’”, finalizó el padre Cristian.

Redes del padre Cristian: TikTok, InstagramFacebook y YouTube

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker