Pasar al contenido principal

La historia detrás de Samantha, la mujer trans que fue asesinada en Mariquita

El asesinato develó las consecuencias de la presencia del microtráfico en el municipio.
Región
Autor: Redacción Región
Autor:
Redacción Región

La vida de Samantha Riaño se apagó este sábado 2 de enero, luego de recibir varios  disparos por dos hombres armados que se movilizaban en una motocicleta.

El hecho estremeció a Mariquita y develó las consecuencias de la presencia del microtráfico en este municipio del Norte del Tolima.

Según información de las autoridades locales, al parecer, la muerte violenta fue ocasionada por nexos con bandas de microtráfico.

Sammy, como la llamaban cariñosamente, tenía 23 años y se dedicaba a trabajar en peluquerías. Estuvo un año en la cárcel de Honda por el expendio de sustancias alucinógenas.

Sin embargo, su padre que es guardabosques de Mariquita, comentó que después de salir del centro carcelario, ella estaba en un proceso de cambio.

Estaba muy cambiado, muy rehabilitado, con el cabello más organizado”, dijo el hombre.

Pero, a pesar de sus cambios, su pasado en el mundo de las drogas terminó ocasionándole una trágica muerte.

“La vida vale muy poco, realmente nadie tiene derecho de quitarle la vida a otra persona, un muchacho joven con una excelente madre, con una mamá que luchó mucho por él”, comentó su padre quién relató que Cristian Riaño, como fue bautizado, inició su proceso de transformación de género a los 13 años.

Asimismo, invitó a los jóvenes para que tengan más cuidado con las personas que se relacionan y así puedan transitar por los mejores caminos.

Juan Carlos Castaño, alcalde de Mariquita, explicó que esta es la primera muerte violenta que se presenta en el municipio en lo que va del año 2021 y no corresponde a un hecho por condición sexual sino por nexos con el narcotráfico.

“Esta región tiene identificados unos problemas de microtráficos que la Policía ha venido manejando en conjunto con autoridades de Caldas y Cundimarca”, comentó el mandatario. 

Castaño explicó que según información de organismos de seguridad hay una red delictiva que opera en La Dorada, Caldas y permea a Mariquita y Honda.

“A raíz de las plazas de los mercados o por dominio de mercado se ha generado un buen número de los actos sicariales del año pasado que terminamos con 18 muertes violentas”, enfatizó.

Expresó que en Mariquita hay una gran limitante para esclarecer estos hechos violentos y esta radica en que el municipio no hace parte del mapa de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, Sijín.

“De hecho hablé con un general de la Policía y dijo que es urgente que se hagan las coordinaciones necesarias para trabajar de la mano con Sijin y CTI”, explicó el Alcalde. 

Además indicó que la Fiscalía solo tiene cuatro agentes dedicados a estas investigaciones y ellos se deben ocupar de los casos que se presenten en Honda y Mariquita.

“Obviamente el pie de fuerza es absolutamente insuficiente, es necesario mejorar el mapa judicial del municipio”, aseguró. 

“Necesitamos el mapa judicial para que las investigaciones fluyan. En materia judicial uno lo que ve es que no hay órdenes de captura de ningún Juez de la República porque estos casos avanzan lentamente”, concluyó el mandatario.

Por el momento se adelantan las investigaciones frente al caso de Sammy para dar con los autores del crimen. La Policía identificó a dos bandas que pueden ser las responsables de este y más hechos criminales.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker