Pasar al contenido principal

Directora de Cortolima anunció que reiniciarán obras esta semana, pero bajo estrictas medidas de bioseguridad ante la pandemia

Olga Lucía Alfonso explicó que son entre seis y siete obras las que reactivarán, dentro de estas, la construcción del colector Las Quintas.
Región
Autor: Redacción Región
Autor:
Redacción Región

La directora de la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima), Olga Lucía Alfonso, anunció que reactivarán esta semana las obras suscritas a su nombre; no obstante, aclaró que deberán regirse bajo estrictas medidas de bioseguridad ante la pandemia del COVID-19.

Según estableció la funcionaria, el contratista remitirá al supervisor y al interventor un plan de reactivación, el cual debe incluir los insumos que requerirán, la identificación del personal que trabajará en la respectiva obra, entre otros aspectos.

“El interventor debe presentar el protocolo de bioseguridad que implementará y relacionará el personal a su cargo que tendrá que estar certificado por la ARL y estos protocolos remitirlos a la Secretaría de Salud como corresponde. Estamos pendientes de que la Secretaría nos apruebe y esperamos hacer reinicio a más tardar esta semana”, afirmó Alfonso.  

Indicando que son entre seis y siete las construcciones que reactivarán labores – entre ellas la obra del colector Las Quintas -. Sin embargo, antes los contratistas también deberán interrogar a todos los trabajadores y establecer si ellos o cualquiera de su círculo cercano ha presentado en los últimos 15 algún tipo de sintomatología asociada al nuevo coronavirus.  

De igual manera, quedó establecido entre los lineamientos de la corporación que al inicio de cada jornada se llevarán a cabo controles para determinar si alguno de sus trabajadores es sospechoso de portar el virus.  

Las afectaciones del COVID-19 para Cortolima

La directora de la autoridad ambiental de la región se refirió a la crisis económica que atraviesa todo el mundo a causa de la emergencia sanitaria, una problemática de la que ellos tampoco quedaron exentos.

“La corporación se ve afectada como todo el país, incluso como la economía del mundo. Nosotros dependemos en una gran proporción del recaudo del impuesto predial en donde también se recauda la sobretasa ambiental y el Alcalde de Ibagué ha tomado unas decisiones de prórroga del pago de este impuesto que por supuesto va a afectar los ingresos de la corporación”, confesó Alfonso.

A pesar de esto, indicó que no todas son malas noticias porque la flora, fauna, el aire y el medio ambiente en general sí se vieron beneficiados con este aislamiento social.

“El aislamiento preventivo nos ha dejado una enorme lección en materia de protección de los recursos naturales, los individuos de fauna han podido respirar, ha habido una mejoría notoria en la calidad del aire de nuestra ciudad, lo que demuestra el enorme impacto que tiene la actividad humana en la contaminación del aire en general, en los recursos naturales y la naturaleza”, expuso.

Efectivamente, durante la etapa de cuarentena, la concentración promedio fue de 22.20 PM10 por metro cúbico, es decir, se evidenció una reducción del 35 % en el material particulado en relación a los meses anteriores.  

Beneficios que no han sido solo para el aire, sino también para la fauna del departamento. Las cámaras trampa de Cortolima han registrado como varios animales silvestres, propios de la región, han retornado a sus hábitats naturales gracias al aislamiento social. Entre ellos, osos de anteojos, ñeques, zorros, venados y cusumbos.

Ahora, estos beneficios reflejan un claro paso a seguir para la directora de la corporación. (Ver: Aislamiento social ha beneficiado también a la fauna silvestre del Tolima)

Alfonso manifestó que hay un enorme reto y “es el de generar cultura, educación y conciencia frente a los recursos naturales en los próximos cuatro años, porque todavía existen situaciones como la caza de las águilas cuaresmeras en el Cañón del Combeima que tuvimos que organizar todo un operativo con la Policía y el Ejército, donde se capturó a casi toda una familia que las estaba asesinando irresponsablemente”.

Un Plan de Acción influido por la crisis del coronavirus

El pasado 5 de mayo Olga Lucía Alfonso presentó el proyecto definitivo de Plan de Acción Cuatrienal para aprobación del consejo directivo, un proyecto que consta de cuatro líneas: agua para vivir, en la Ruta Dulima para el cambio climático, convivencia sostenible para la gestión integral de los ecosistemas y gobernanza institucional y ambiental.

“Nosotros hemos construido este plan de acción en esta circunstancia de pandemia, creemos que ha sido muy participativo, hemos hecho 18 mesas técnicas virtuales y una audiencia pública, en este ejercicio ha habido participación de más de 2.500 personas, se recibieron recomendaciones, sugerencias, aportes de más de 900 ciudadanos, además se 40 solicitudes de recomendación”, comentó la funcionaria.

Añadiendo que durante el proceso remoto también se reunieron con los gremios económicos, la academia, las comunidades indígenas, las ONG ambientalistas, los alcaldes, el sector político y las comunidades en general.

No obstante, Alfonso reconoció que debió plantearse de manera estricta debido a la crisis por el COVID-19: “esto lo hemos tenido en cuenta en nuestro plan de acción cuatrienal que es la hoja de ruta de nuestra corporación, es como el plan de desarrollo en estos cuatro años y hemos considerado una proyección de los ingresos responsable y mesurada por esta crisis de la pandemia”.

Finalmente puntualizó que el plazo para aprobar el Plan de Acción para estos próximos cuatro años se vence el 20 de mayo.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker