Pasar al contenido principal

Catedral de El Espinal reabre sus puertas con un innovador sistema de reconocimiento facial, toma de temperatura y registro de feligreses

Se trata de un innovador sistema que controlará el aforo del templo y realizará un filtro para evitar la entrada de algún infectado con COVID-19. Conozca cómo funciona.
Región
Autor: Redacción Región
Autor:
Redacción Región

La Catedral Nuestra Señora del Rosario del municipio de El Espinal, reabrirá sus puertas a partir de este martes con una innovadora máquina que tendrá reconocimiento facial, tomará temperatura corporal y realizará una serie de preguntas filtro para evitar que ingresen feligreses infectados con COVID-19. 

De acuerdo con el alcalde de esta localidad, Juan Carlos Tamayo, el sistema tecnológico fue donado por unos jóvenes ingenieros electrónicos que desarrollaron la idea y la pusieron al servicio de la iglesia con el fin de reactivar los actos litúrgicos.

“Hemos bautizado esta máquina como el ‘Tótem de la Vida’ y estará ubicada al ingreso de la iglesia. Cada persona que quiera ingresar a la misa deberá primero registrarse y responder unas preguntas de filtro. Después, el sistema hará un reconocimiento facial y tomará la temperatura de la persona. Asimismo, tendrá dispensador de gel antibacterial. Si todo está bien la máquina le dirá si puede entrar o no”, explicó el mandatario local.

De igual manera, señaló que si el algún devoto tiene fiebre o síntomas asociados con el virus, el aparato activará los protocolos con la Secretaría de Salud del municipio para actuar de inmediato ante un posible caso positivo.

“En el evento en que la persona presente fiebre, inmediatamente se acciona un protocolo con las autoridades sanitarias locales. Nos parece algo innovador, de hecho, esto es un plan piloto en todo Colombia y que orgullo liderar estas iniciativas para el beneficio de todos”, detalló Tamayo.

Así serán los protocolos dentro de la iglesia

De otro lado, el Alcalde explicó ya tienen instalada toda la señalética al interior de la parroquia para conservar el distanciamiento social mínimo y las medidas de protección requeridas para celebrar las eucaristías.

Asimismo, advirtió que el aforo dentro del templo será de máximo 30 personas, quienes tendrán que portar siempre tapabocas.

“En cada banca solo se podrán sentar dos personas, una en cada extremo. Para comulgar también implementamos señalización. Nuestra catedral tiene una capacidad de aproximadamente 2.500 personas, sin embargo, el aforo nos toca reducirlo a 20, máximo 30 personas”, recalcó Tamayo.

Finalmente, el mandatario anunció que los espinalunos podrán asistir a misa desde la tarde de este martes y solicitó a la comunidad tener disciplina con las medidas de bioseguridad que se adoptaron para reactivar el templo católico declarado en el año 2010 por el Gobierno Nacional como Patrimonio Nacional Arquitectónico, Cultura y Religioso de la Nación.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker