Pasar al contenido principal

¿Recuerdan el ‘paseo’ de 22 funcionarios de la Contraloría de Ibagué a San Andrés? Vean cuánto costó

Investigación
Autor:
Autor:

Después de interponer un derecho de petición, el contralor de Ibagué, Edwin Riaño, reveló el costo del ‘paseo’ a San Andrés de 22 funcionarios de esa entidad, quienes viajaron a la paradisíaca isla entre el 12 y el 16 de agosto, a recibir -supuestamente- una capacitación sobre “clima laboral y trabajo en equipo”. Esa excursión oficial generó fuertes críticas de los ciudadanos a través de las redes sociales y también una dura defensa de los funcionarios beneficiados con este desplazamiento.

El paquete turístico tuvo un valor de 34 millones 960 mil pesos, lo adquirieron a través de la Caja de Compensación Familiar Comfenalco, viajaron en la Aerolínea Copa y fue cancelado con recursos públicos. (Ver documento)

Lo que no informaron es quién fue el conferencista, cuánto cobró, cuántas horas duró la capacitación y qué certificación les entregaron. Lo que sí exhibieron públicamente, en sus cuentas de Facebook, fueron los momentos de diversión en la playa y sus desplazamientos por el mar de ‘Los siete colores’.


ELOLFATO.COM hizo público ese ´paseo’ el pasado 15 de agosto, y desde ese momento el contralor Edwin Riaño ha preferido guardar silencio. Sus más inmediatos colaboradores salieron a las redes sociales, desde sus cuentas personales, a descalificar el informe periodístico y a aclarar que ellos tienen derecho a esos programas de recreación con dineros públicos.

Justamente, uno de los funcionarios que más malestar expresó en su cuenta de Facebook fue Pedro Aldemar Ramírez Grimaldo, un exalcalde de Prado, que ahora se desempeña como Director Técnico de Control Fiscal Integral, y quien dijo en su momento que no temen ninguna investigación disciplinaria porque los ‘paseos’ oficiales no son ilegales.

Sobre ese punto, este medio de comunicación pudo establecer que si bien los funcionarios públicos tienen derecho a estos programas de recreación, también es cierto que el Gobierno Nacional expidió este año una Directiva Presidencial con instrucciones precisas sobre la austeridad en el gasto de todas las entidades públicas. Todas, sin excepción. (Ver Directiva Presidencial)

La Presidencia de la República ordenó disminuir hasta en un 15% reducir los gastos de viajes y viáticos, y privilegiar el uso de medios virtuales para la realización de capacitaciones, a través por ejemplo, de videoconferencias. Otra recomendación es que estas jornadas académicas se realicen en salones alquilados a través de convenios interadministrativos, justamente para que salgan más económicos.

En Ibagué y Bogotá, hay entidades que dan ejemplo de austeridad en el gasto. Por ejemplo, la Procuraduría Provincial realiza sus capacitaciones en la sede de la Caja de Compensación Familiar Comfatolima, en el sector de El Salado. Mientras que el Ministerio de Ambiente organiza periódicamente actividades con funcionarios de Cortolima, a través de videoconferencias.

“Uno no entiende cómo la Contraloría de Ibagué no puede hacer estas capacitaciones sobre clima laboral en el centro vacacional de Comfenalco en Picaleña, o si quieren cambiar de ciudad, pudieron hacerlo en Prado donde esa caja tiene un buen hotel”, dijo una fuente de la Procuraduría General de la Nación.

Pues el contralor Edwin Riaño prefirió llevar a su equipo hasta San Andrés para separarlos del caos administrativo que enfrenta Ibagué, por sonados escándalos como los Juegos Deportivos Nacionales, el frustrado acueducto alterno, el excesivo número de contratistas de la Alcaldía en un año electoral y la misteriosa desaparición de recursos públicos en el IMDRI.

Riaño y sus colaboradores suspendieron los términos de sus investigaciones, entre el 12 y el 14 de agosto, precisamente porque el ‘paseo’ o ‘capacitación’ se hizo a 1.150 kilómetros de distancia de Ibagué, cuidad en la que ellos son responsables de cuidado de los recursos públicos. (Ver documento)

Un contralor con antecedentes viajeros

Edwin Riaño pasará a la historia de la ciudad como ‘El contralor viajero’. Así ya es reconocido en Ibagué y en el país. Durante su periodo como jefe de control fiscal, sobresalió por sus permanentes desplazamientos por Colombia y el mundo, obteniendo millonarios viáticos anualmente.

El funcionario se ha defendido argumentando que su laboral ha sido tan exitosa que es invitado frecuentemente como conferencista en otras ciudades de Colombia. Sin embargo, sus gastos no son asumidos por las entidades que lo ‘invitan’ sino con los recursos de los ibaguereños.

También, ha participado en capacitaciones en España que coinciden con periodos de descanso como Semana Santa, por lo que sus desplazamientos han sido más duraderos. (Ver: Vuestros contralores en España, pero sus viáticos no les cuandran)

Fotos: Suministradas
 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker