Pasar al contenido principal

Reclutamiento forzado en el Tolima, un crimen sin información

Este fenómeno sigue amenazando a la niñez del Tolima tras la reactivación de disidencias de las Farc.
Región
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Foto: Tomada de El Universal

Entre 1990 y 2015, 763 menos de edad fueron reclutados por algún grupo armado ilegal en el departamento del Tolima. Niñas y niños que terminaron engrosando las filas de las guerrillas y los paramilitares para hacer la guerra.  

No obstante la gravedad de esta situación, según el Centro de Estudios Regionales de la Universidad del Tolima, “no se cuenta con suficiente información para caracterizar el reclutamiento forzado en todas sus dimensiones, mucho menos para establecer sus impactos. En varios casos, por ejemplo, no se sabe a ciencia cierta el año de ocurrencia, el presunto responsable, el tipo de modalidad, el tipo de vinculación ni el municipio donde ocurrió el hecho. Entre los datos de los cuales no se conoce el año de ocurrencia, hay 396 casos, cifra superior a los datos estudiados en este boletín, lo cual pone en evidencia la dificultad para desarrollar un análisis que permita entender a profundidad este hecho”.

La publicación revela que el actor armado con mayor presencia en el territorio y que más casos se le atribuyen del reclutamiento forzado, es la guerrilla de las Farc. Desde 1990 hasta el 2015, esta guerrilla registró un total de 200 casos de reclutamiento y utilización. 

Por otra parte, el periodo de tiempo con mayor número de víctimas se dio entre el año 2002 y el año 2006, con 200 víctimas.

Este periodo es coincidente con los años de mayor incidencia de violencia del conflicto armado en el Tolima: se implementaba el Plan de Consolidación en el marco de la política de Seguridad Democrática, y además, se crearon incentivos para la desmovilización de los grupos armados, particularmente de los paramilitares, grupo que desplegó una estrategia de reclutamiento agresiva ad portas de entrar en ese proceso. 

En contraste, el periodo de menor incidencia del fenómeno fue entre 2010 y 2015, cuando se establecieron los primeros contactos y se sentó la negociación de paz entre la hoy extinta guerrilla de las FARC y el Estado colombiano

La zona que más ha sido afectada por este fenómeno es la provincia sur del Tolima, específicamente los municipios de Chaparral, Planadas y Rioblanco. Solo en este territorio se presentaron 36 casos y más de 200 víctimas

“Justo cuando la JEP llama a versiones libres a la antigua dirigencia de la guerrilla de las FARC para que responda por este delito, se hace pública esta información con el doble objetivo de visibilizar el fenómeno para contribuir al reconocimiento de sus centenares de víctimas, pero también, de llamar la atención de las autoridades sobre la fragilidad del postconflicto en el Tolima, y la posibilidad de que los grupos armados que hoy se disputan el territorio otrora copado por la extinta guerrilla de las FARC, reincidan en esta conducta criminal en detrimento de la seguridad y la integridad de los niños y las niñas de algunas zonas del territorio”, afirmó el profesor Andrés Tafur Villarreal, director del Centro de Estudios Regionales. 

Indiferencia estatal y nuevos actores armados, ingredientes para la reincidencia 

No obstante el efecto positivo que produjo el proceso de paz, las actuales dinámicas de la violencia en el posconflicto, y el abandono estatal de siempre, podrían hacer que el crimen de reclutamiento siga afectando a los niños y niñas, especialmente en el sur del Tolima. 

El Centro de Estudios Regionales de la Universidad del Tolima llamó la atención de las autoridades para que tengan en cuenta 17 recomendaciones que contribuyen al conocimiento y prevención temprana del fenómeno. -Puede verlas el este link.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker