Pasar al contenido principal

Ratifican sanción contra Molinos Roa y Florhuila interpuesta por la Superindustria

Ibagué
Autor:
Autor:

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca mediante sentencia judicial de primera instancia ratificó la validez de las sanciones impuestas por la Superindustria a Molinos Roa, Molinos Florhuila y Alienergy por una suma equivalente a $500 millones por violaciones al régimen de libre competencia.
 
La normatividad vigente en Colombia, regula el control previo de las integraciones empresariales con el fin de evitar concentraciones económicas que generen restricciones indebidas a la libre competencia.
 
Los representantes legales de estas entidades, Hernando Rodriguez Rodríguez Y Jairo Antonio Echavarria Bustamante contra las Resoluciones No. 3703 y 20874 de 2013, por medio de las cuales fueron sancionados con $500 millones por haber incumplido el deber de informar a la Superindustria una integración empresarial, de conformidad con lo previsto en el artículo 9 de la Ley 1340 de 2009 de la Ley de Competencia.
 
En esa oportunidad, la Superindustria verificó que en la adquisición del control de Alienergy S.A. por parte de Molinos Roa S.A. y Molinos Florhuila S.A. se cumplían los supuestos que obligaban a los intervinientes en la operación, de informar la concentración económica a la Superintendencia de Industria y Comercio.
 
En efecto, se demostró que las tres entidades pertenecían a la misma cadena de valor y tenían activos e ingresos operacionales conjuntos superiores al umbral establecido por la ley.
 
Una vez ejecutoriada la sanción impuesta por la Superindustria, las empresas y personas naturales sancionadas acudieron al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, solicitando la nulidad de las Resoluciones No. 3703 y 20874 de 2013, por medio de las cuales se impusieron las respectivas sanciones.
 
El Tribunal Administrativo de Cundinamarca señaló en su decisión, que las empresas efectivamente se integraron sin tener el visto bueno de la Superintendencia de Industria y Comercio, lo cual constituye una violación al régimen de protección de la competencia que da lugar a la imposición de las sanciones pecuniarias previstas en la ley.

Segunda instancia ante el Consejo de Estado

 La sentencia de primera instancia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca fue apelada el 12 de junio de 2015 por los demandantes ante el Consejo de Estado, quien será el ente encargado de proferir la sentencia judicial de segunda instancia.
 

Con información de Superintendencia de Industria y Comercio 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker