Pasar al contenido principal

“Quiero ser nuevamente alcalde de Ibagué”: Álvaro Ramírez

Poder
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El diputado y exalcalde de Ibagué, Álvaro Ramírez, manifestó abiertamente su intención de volver a ser alcalde de la ciudad. Después de su mandato, en el periodo 1995 -1997, ha sido diputado de la Asamblea Departamental en dos oportunidades y hasta ‘montó’ una panadería, sin embargo declara que lo suyo siempre ha sido la política.

EL OLFATO: ¿Por qué quiere volver a ser alcalde de Ibagué?

Álvaro Ramírez: Mis aspiraciones políticas son, primero, terminar mi periodo como diputado que va hasta el 31 de diciembre de 2019. De ahí en adelante he venido haciendo un trabajo por la ciudad, fui un buen alcalde, considero yo, y también la mayoría de los ibaguereños, quienes me han postulado para que vuelva a ser alcalde de Ibagué. Yo quiero ser nuevamente alcalde y vengo trabajando sobre ese tema, ya hemos hecho bastantes reuniones en barrios, veredas y la verdad es que estoy muy satisfecho. Estamos construyendo un proyecto diferente donde el que decide lo que se debe hacer es el pueblo. Sobre eso vamos a trabajar.

E.O: Bajo esa aspiración, ¿cuáles considera que son los temas más urgentes de la ciudad?

A.R: Los temas más importantes seguirán siendo la salud, tenemos que solucionar la crisis del hospital Federico Lleras. Yo ya solucioné una crisis parecida cuando fui alcalde de Ibagué, Hay que construir unidades intermedias en Picaleña, donde quedó el lote y todo lo demás listo para hacerlo y no se ha hecho para completar la red, y hacer una clínica en el Salado, porque allá se encuentra la población que más ha crecido en Ibagué en todos los sentidos: apartamentos, casas, desplazados, y por eso requieren una atención especial.En educación hay otro tema importante y es el de los estudios universitarios. Tengo un proyecto muy interesante que voy a exponer, relacionado con una universidad popular gratuita. Ya tengo medido dónde va a quedar, ya está construido. Es la primera vez que hablo de esto porque los contrincantes son muy dados a copiar las ideas que uno tiene.

E.O: ¿Qué retos tendrá el próximo alcalde la ciudad?

A.R: El apoyo al campo en momentos del posconflicto y el apoyo al deporte. Si no consigue este gobierno rescatar los escenarios de los fallidos Juegos Nacionales, pues me tocará a mi hacerlo, ya que cuando fui alcalde se construyó el estadio Manuel Murillo Toro y la mayoría de escenarios deportivos de la ciudad. Así mismo el tema de la movilidad en Ibagué está hecho un desastre, no se han vuelto a construir obras, por eso es necesario iniciar obras con viaductos que hay que hacer y de los que ninguno ha hablado. Yo ya tengo la experiencia y el conocimiento, sé cuánto pueden valer y en cuánto tiempo se pueden hacer para no generar falsas expectativas de algo que posiblemente nunca se va a hacer, como ha pasado en las últimas administraciones que han prometido muchas cosas y que hasta hoy no se ven.

E.O: Usted se encuentra hoy en Cambio Radical, ¿qué pasó con sus orígenes en el partido Liberal?

 A.R. Sigo siendo de tendencia liberal y estoy orgulloso de pertenecer al partido Cambio Radical, donde me recibieron muy bien y donde he tenido la posibilidad de ser dos veces candidato a la Asamblea y salir elegido. Muy seguramente tendré el apoyo de muchos de ellos, pero no solo se debe contar con el apoyo de Cambio Radical. Soy una persona sin sectarismos ni estigmatizaciones, lo importante es que quieran a Ibagué y que quieran trabajar para sacarla adelante.

E.O: Qué piensa de los nuevos liderazgos que quieren proyectarse para dirigir la ciudad. ¿Hay que darles la oportunidad?

A.R: Es muy bueno que los jóvenes se vayan preparando, yo hice toda una carrera administrativa. No llegué de la noche a la mañana a ser alcalde, ya había sido Secretario de Obras del departamento y había ocupado otros cargos importantes, tenía mucha experiencia, conocía el manejo del presupuesto. Es muy importante que se le dé participación a mucha gente nueva pero que se preparen primero para que no tengan los fracasos que han tenido muchos que han llegado de la noche a la mañana y que quieren ser gobernantes, dirigentes y secretarios y que ustedes han visto donde han terminado por su inexperiencia y porque la gente se aprovecha de ellos.

E.O: ¿Cuáles obras le dejó usted a la ciudad cuando fue alcalde?

 A.R: Yo dejé iniciado el Acueducto Complementario, que esta es la hora que no lo han terminado y es altamente cuestionado por los mismos habitantes de los barrios del sur, porque les cambiaron el diseño y no les van a dar agua a ellos inicialmente, como yo lo había propuesto. Tuve la fortuna de hacer 4 megacolegios: el de Boquerón, Ciudad Ibagué, Ciudad Luz y el de la Ciudadela Simón Bolívar y el de Las Américas que se llama José Joaquín Flores.  De igual forma en vivienda, hay que volver a hacer un programa grande porque hay más de 50.000 familias que no tienen vivienda digna en Ibagué. Como alcalde entregué 6.800 viviendas en diferentes sitios de Ibagué, las más importantes en la ciudadela Las Américas. Como alcalde y como Secretario de Obras Públicas entregué importantes obras para la ciudad como el viaducto del Sena, la ampliación de la Avenida Ambalá, la avenida del Sur, colegios y otras obras importantes . En el tema de educación, durante mi gestión traje 14 nuevas universidades a Ibagué porque solamente existían la Universidad del Tolima y la Universidad de Ibagué. La mayoría de universidades que existen hoy, las traje yo. A raíz de eso se abrió la facultad de Medicina y otras carreras en la Universidad del Tolima.

E.O: ¿Con qué apoyos y respaldos políticos cuenta?

A.R: Mi primer apoyo es Dios. Siempre le pido una señal y ya me la dio. El segundo apoyo es el de la gente de Ibagué, los jóvenes, los empresarios y algunos sectores políticos con los que tendremos que llegar a algunos acuerdos programáticos. Los apoyos políticos son necesarios como también los son los recursos del nivel nacional porque, por ejemplo, las obras del estadio durante mi mandato fueron posibles gracias a unos recursos que les daban a los congresistas, siendo Gabriel Camargo senador. Entonces el me entregó esos recursos para el estadio.

E.O: Usted estuvo alejado un tiempo de la política ¿a qué se dedicó después de que fue alcalde de la ciudad?

A.R: Soy una persona muy inquieta en el sentido del trabajo, entonces después de ser alcalde monté una empresa panificadora, o mejor dicho una panadería, en la Calle 15 entre Cuarta y Quinta. Me fue muy bien, la tuve durante ocho años, pero tuve que volver a decidir entre la política y ese tipo de negocios, entonces terminé con la panadería. Ahí fue cuando salí elegido diputado para estar en la Asamblea del Tolima.

E.O: Se dijo que usted salió muy adinerado de la Alcaldía de Ibagué y que, incluso, tenía una ‘caleta’ llena de plata en Calambeo. ¿Qué de cierto es eso?

A.R: La única caleta que tengo es mi salud, mis ganas de trabajar, porque nadie puede decirme en la cara que yo me he robado un peso y si se perdió plata, deberían saber de dónde se perdió. No tengo ninguna investigación que haya concluido con alguna condena porque se extravió plata, antes yo gestionaba más recursos para el presupuesto del municipio, entonces son cuestiones que como se dice popularmente, a ningún funcionario público se le niega una investigación, especialmente por chismas y conjeturas porque lo peor que le puede pasar a una persona en Ibagué es tener éxito en la administración pública. Eso causa envidia y dolores, pero hoy en día usted puede hacer una encuesta para determinar cuál es el único exalcalde vigente en política y va a encontrar a Álvaro Ramírez Gómez, como diputado, con una muy buena votación, una buena aspiración y la seguridad de que puedo volver a ser alcalde, no porque me haya robado el erario del municipio, sino porque lo distribuí muy bien y le entregué soluciones a la gente.

E.O: ¿Qué relación ha tenido usted con las dos últimas administraciones, tanto la de Luis H. Rodríguez como la de Guillermo Alfonso Jaramillo?

A.R: Siempre he estado ocupado. En la de Luis H. era diputado del departamento y lo mismo en la administración actual, donde fui reelegido. Mantengo mas preocupado por lo que pasa en el departamento en cuanto a inversiones y al control político del Gobierno Departamental. Creo que con el actual gobierno hay mucha gente inconforme por la cantidad de promesas que se han hecho y ya casi finalizando el gobierno, no se han cumplido.  En cuanto a la administración de Luis H., no hay que decir lo que pasó porque todos los ibaguereños lo sabemos, donde se perdieron los dineros del municipio, incluso los que yo ayudé a conseguir por parte de la Gobernación. Entonces no he tenido ningún tipo de participación ni cercanía con los dos últimos gobiernos.

E.O: ¿Cómo diputado de la Asamblea Departamental cómo ve la gestión del Gobierno Barreto?

A.R: El gobernador ha tenido muchos aciertos, pero también hay situaciones con las que no he estado de acuerdo, como por ejemplo el proyecto de ordenanza con el que se le dieron atribuciones y autorizaciones por un año completo para tomar decisiones en cuestiones de presupuesto como adiciones y transferencias, porque la Asamblea pierde importancia en cuanto al control político. Creo que este ha sido una falla más de la Asamblea que ha dado estas autorizaciones. También hay que decir que a este gobierno no le han entregado recursos, sabemos que la Universidad del Tolima está en crisis, lo mismo el hospital Federico Lleras, entonces creo que el gobernador deberá ponerse las pilas en lo que resta de su mandato para sacar adelante el hospital más importante del departamento, el único que tenemos de tercer nivel y de alta complejidad, además de que es donde practican los estudiantes de la Universidad del Tolima, de donde salen algunos de los mejores médicos del país.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker