Pasar al contenido principal

"Quiero ser Alcalde de Ibagué para que se acabe la francachela y la corrupción": Jaramillo

Ibagué
Autor:
Autor:

Guillermo Alfonso Jaramillo será candidato a la Alcaldía de Ibagué. Se inscribirá por firmas y oficializará su campaña después de Semana Santa.
 
La noticia la confirmó el mismo Jaramillo, quien advirtió solo que está resolviendo algunos asuntos familiares para dedicarse de lleno a su nueva aspiración política.
 
“Yo soy médico cirujano y antes de las cirugías me lavo las manos. Yo quiero llegar con las manos limpias y sin deudas a la Alcaldía de Ibagué, porque no soy de los funcionarios que se roba la plata del Estado o monta negocios para subsistir después de salir de la administración municipal”, afirmó.
 
Explicó que sus dos hijos están adelantando estudios de maestría en el exterior (España y EE.UU.) y que está vendiendo su apartamento en Bogotá para garantizar el sostenimiento de los jóvenes durante los próximos 18 meses.
 
El exsecretario de Salud y Gobierno de Bogotá aseguró que muchos ciudadanos “de bien” le han insistido en que postule su nombre para que se acabe la “francachela que montaron unos amigos que decidieron repartirse la Alcaldía de Ibagué cada cuatro años”.

Sin pelos en la lengua, como es su estilo, Jaramillo arremetió contra los últimos cuatro alcaldes de Ibagué, contra los medios de comunicación que se silencian por dinero y hasta se refirió a un joven humilde que conoció hace 15 años en el barrio Los Ciruelos, que se hizo concejal de Ibagué, y ahora es un millonario y poderoso contratista proveedor de concreto.

Exalcaldes: negocios, propiedades y obras fantasma

Sin mencionarlos directamente, el exgobernador Jaramillo criticó que los últimos alcaldes de Ibagué han salido con negocios personales como por ejemplo: plantas procesadoras de asfalto, centros de reconocimiento médico para trámites de tránsito, apartamentos de $1.000 millones y avenidas que nunca se concluyeron.  

 

Sacar a los corruptos

Dijo que Ibagué ya tiene que tener administraciones transparentes para que “la plata rinda” y logremos “levantar esta ciudad que está acabada”. “Aquí vemos y escuchamos de funcionarios que se hacen ricos en menos de 10 años. Llegan pobres, andando a píe y luego salen en Mercedes Benz. Les duele que yo diga eso pero es cierto, los he visto y los conozco”, expresó.

La gente que está cansada debe salir a votar

“Uno escucha que la gente está cansada de lo que viene pasando en Ibagué hace 15 años. Pues si quieren que esto cambie, todos y todas, tenemos que unirnos para cambiar a Ibagué. Como dijo el expresidente Mujica: a esos que les gusta la plata hay que sacarlos de la política. Yo he hecho una carrera pública sin manchas y por eso puedo hablar”, resaltó Jaramillo.
 
Recordó que cuando ganó las elecciones a la Gobernación del Tolima en el año 2000, el dinero que le reconoció el Estado por los votos los donó al hospital Federico Lleras Acosta.   

Medios silenciados

Jaramillo también cuestionó el papel de algunos medios de comunicación se han convertido en socios estratégicos del “saqueo” al que han sometido a Ibagué y al Tolima en las últimas décadas.
 
“Los medios viven de la pauta y lamentablemente deben silenciarse por los contratos de publicidad. Un abogado de Ibagué acaba de mostrar que una emisora que fue crítica del gobierno de Luis H. Rodríguez, este año tiene otra postura frente a la administración tal vez porque recibió un contrato por 50 millones de pesos. Eso no puede ser”, recalcó.

El exfuncionario se refería a la emisora Ecos del Combeima, que fue crítica el año pasado en procesos como las fotomultas, pero -dicen sus oyentes- cambió el tono informativo este año cuando coincidencialmente le entregaron un contrato de publicidad por 50 millones de pesos, con un plazo de ejecución de cinco meses.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker