Pasar al contenido principal

¿Quién le miente a Ibagué?

Triste espectáculo el que brindó el alcalde de Ibagué en reciente rueda de prensa donde intentó, en mi concepto infructuosamente, despejar las múltiples dudas que rondan el cuestionado proceso de concesión de las fotomultas.

Escuché a través del internet la rueda de prensa en toda su extensión, y al igual que muchos ibaguereños percibimos a un mandatario inconsistente en las cifras, dudoso en el procedimiento, prevenido ante los cuestionamientos y desatinado al culpar a los medios de comunicación por “desinformar” a la opinión pública.
 
En referencia a las cifras, tema medular de este asunto, el alcalde evita debatir la generosa compensación para un inversionista privado, que como ya se ha subrayado obtendría una fabulosa ganancia de $21.622’282.654 millones de pesos en el primer año con una inversión de tan solo $5´644.560.000 millones de pesos.

La anterior información, anticipándome a que el burgomaestre sugiera que se está desinformando a la opinión, se encuentra consignada en las páginas 51 y 46 respectivamente, del estudio técnico contratado por la administración para sustentar el proyecto de acuerdo.

Al respecto, curiosa referencia hace el alcalde al sugerir que es una patraña de algunas personas hablar ya de billones de pesos y de cifras astronómicas. Pues bien, si el lector tiene a bien mirar la proyección del estudio contratado por la administración, y suma la llamada “Compensación para el Concesionario” (pg. 51) por los 20 años que propone el estudio, eso arroja la nimiedad de $1.010.507´045.766 millones de pesos, es decir más de un billón de pesos.

Tal vez sea hora de que el alcalde le dedique menos tiempo al golf y se dedique por unos minutos, calculadora en mano, a estudiar las cifras que ni él ni su equipo han sabido sustentar.
 
En referencia al procedimiento, es claro que las facultades se otorgaron para contratar por concesión las fotomultas, como consta en el proyecto de acuerdo y en las actas del concejo de Ibagué. Sin embargo, en una mezcolanza de temas que sugieren el alcalde no tiene claros los conceptos, la mayor parte del tiempo se dedicó a hacer referencia a proyectos de Alianza Público Privada (APP), que aunque tratan de la misma materia, tienen un marco legal distinto y no se relacionan de manera directa con las facultades consignadas en el acuerdo.
 
A la fecha, la administración sigue evitando dar un debate serio sobre las cifras, sobre la inconveniencia financiera, sobre la falta de sustentación del modelo y sobre aspectos técnicos que han generado preguntas a la opinión pública.
 
Igualmente, la rueda de prensa mostró un alcalde muy prevenido con ciertos medios y algunas preguntas derivadas del estudio técnico. Si se le preguntaba por cifras, hablaba de APP; si se le cuestionaba por aspectos técnicos consignadas con claridad en el estudio decía que eso no era cierto; si se le preguntaba por otras alternativas para apalancar este proyecto, decía que sí pero también que no, concluyendo que tal vez.

En fin, lo único que logró esta rueda de prensa fue reafirmar la percepción generalizada de que no hay plena claridad sobre este proceso, pero que aun así, el alcalde se la juega con inusitada decisión por algo que hoy luce inconveniente para los intereses del municipio, tal y como lo afirmara recientemente en columna titulada “Fotomultas si, pero no así” el Concejal Camilo Delgado Herrera.
 
Tal vez lo más sorprendente de esta rueda de prensa fue el destemplado e injusto comentario del alcalde pretendiendo culpar a los medios de comunicación por el rechazo que este tema ha suscitado en toda la ciudad. Al revisar los artículos que diversos medios que han publicado sobre la concesión de las fotomultas, es claro que todo ha sido debidamente sustentado en documentos públicos o en informaciones surgidas de la administración.

Similar situación se registra con aquellos que con cifras en mano hemos opinado al respecto, y que hemos sido tildados de resentidos, mentirosos, tendenciosos y enemigos de la administración. Curiosamente, al revisar los acontecimientos de los últimos días, sí encontramos inconsistencias graves en las versiones que suministra la administración local.

Ejemplo de ello son las tres versiones distintas (contratista del estudio, Secretaria de Tránsito en el Concejo y Alcalde en rueda de prensa en la Cámara de Comercio) sobre el modelo financiero de las fotomultas, lo que denota falta de coordinación o un desesperado intento por matizar las cifras originales.

A esto le podemos agregar el interesante ejercicio de “Detección de Mentiras” realizado por la periodista Kimberly Castañeda en un diario local donde el alcalde sale muy mal librado. La pregunta es: ¿Quién le miente a Ibagué? Como es recurrente con la Seguridad Humana, son muchas las preguntas, numerosas las dudas y pobres las respuestas.
 
Post Data: Aprovecho la oportunidad para rechazar y condenar tajantemente las amenazas e insultos que 14 Concejales de la ciudad han denunciado, al igual que el burdo matoneo contra la Concejal Luz Nelly Arbelaez por haberse opuesto a las fotomultas. La diferencia de opinión, sana en cualquier democracia, no puede desembocar en tan vergonzosas y extremas situaciones.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker