Pasar al contenido principal

Usted está aquí

¿Quién es ‘Jesús Santrich’, el exnegociador más radical de las Farc?

Prepotente y provocador. Nació en Toluviejo, Sucre, y se creció en Pasto. Siempre comunista.
Especiales
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación

Su nombre de nacimiento es Seusis Pausivas Hérnandez Solarte. Tiene 51 años y en natural de Toluviejo, en Sucre. Se crío en Pasto, Nariño, hijo de dos docentes de filosofía, desde joven se interesó por la problemática social y alcanzó a ser parte de la Juventud Comunista, de allí sus nombres.

Estudió en la Universidad del Atlántico Derecho y Ciencias Sociales, luego fue docente y logró ser Personero, en Colosó, Sucre. Sus inicios comunistas fueron en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde integraba grupos de izquierda.

Su alias, ‘Jesús Santrich’, proviene de un líder estudiantil comunista asesinado a finales de los ochenta y que era amigo personal de Seusis Pausivas. Fue en 1991 cuando se incorpora al frente 19 de las Farc con el nombre de su amigo asesinado.

En ese año, conoció a Ricardo Palmera, ‘Simón Trinidad’, hoy en una cárcel de Estados Unidos, donde tenía afinidad por la región: el departamento del Magdalena. Palmera fue capturado en Ecuador en 2004 y extraditado a los Estados Unidos, donde cumple una condena de 60 años.

Comenzó a perder su visión a los 14 años y estando en la universidad quedó ciego. Sufre el síndrome de Leber, una afectación de nervios ópticos, de origen genético. Según médicos, ‘Santrich’ ve sombras de personas.

Antes de su detención, tenía un puesto en el Congreso –Representante a la Cámara- tras los Acuerdos de La Habana luego de ser delegado en las conversaciones. Seguía siendo uno de los más radicales militantes de las exFarc y vivía en Bogotá. Ahora solo espera la hora para llegar al congreso y posesionarse como congresista, igual que sus 10 exFarc. (‘Jesús Santrich’ quedó libre y va camino a la sede del partido de las Farc)

‘Jesús Santrich’, exnegociador del Acuerdo de Paz, fue capturado por agentes de la Fiscalía tras una orden expedida por un juez de Miami y trasmitida por Interpol, luego de ser acusado por planear la venta de diez toneladas de cocaína a narcotraficantes de Estados Unidos.