Pasar al contenido principal

¿Qué nos pasa a las mujeres?

Desde hace unos meses he estado hablando en redes sociales de aceptación.

Las redes sociales nos están afectado de formas inimaginables. Nos venden filtros para vernos perfectas. Poco a poco, empieza a ser más normal ver las fotos retocadas de alguna forma, en lugar de apostar por lo natural, lo real. Este tipo de cosas las hacemos, en su mayoría, las mujeres. Es absolutamente valido querer verte mejor, y sin abusar, usar alguna vez dichos filtros, dichos maquillajes digitales.

Lo que es cuestionable es que esto se vuelva nuestro día a día. Las grandes preguntas son: ¿A quién buscamos gustarle? ¿Cuál es nuestra necesidad de aprobación? ¿Por qué es tan importante lo que piensen los demás? Para lo que sí sería relevante tomar en cuenta a los demás, y no lo hacemos, es para tener presente que hay toda una joven generación observándonos muy de cerca y copiando cada paso que damos ¿No le importa ser un ejemplo para sus hijos, alguien próximo o la sociedad en general? Entonces aproveche para que el tiempo que pasa frente a su celular sea valioso y aporte.
 
Usamos esos filtros como muros frente a nuestros observadores. ¿Qué nos están diciendo esas acciones sobre nosotros mismos? ¿Por qué nos cuesta tanto aceptarnos como somos? ¿Para gustarle a los demás? Probablemente, si habláramos con un profesional nos diría que hay un problema de fondo. Puede ser divertido el uso circunstancial de esas herramientas. Pero de convertirlo en un abuso, llegaremos al punto en el que no nos reconoceremos en la realidad, al cruzarnos frente a frente por la calle.

Estamos haciendo un daño a las nuevas generaciones al pensar que este tipo de acciones son normales. Al final ellos pretenderán acercarse a esto que les parecerá normal, sin saber, que es irreal e inalcanzable. Poco a poco, y viendo que nada es suficiente, comenzarán más jóvenes a querer cirugías plásticas para poder cambiar su propia realidad.

Es así como sometemos a las personas a ajustarse a estos locos estándares de una belleza que no existe y que nunca lo hará. Tengamos en cuenta la larga lista de suicidios en adolescentes por depresión, por bullying o cualquier otra consecuencia generada por las frustración al no alcanzar nunca esa imagen ficticia. Tenemos una gran responsabilidad. Debemos ser exclusivos en el contenido que seguimos y publicamos en las redes sociales. Como mujeres podemos empezar a preguntarnos que tipo de material nos aporta y nos educa y de esa misma manera, intentar subir un contenido con #masmetasymenostetas 

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.