Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Proyecto de inclusión permite a aprendices Sena con discapacidad tener su propia panificadora en Honda

Con la gestión de la Alcaldía de Honda este grupo de personas con algún tipo de discapacidad accedieron a formación en el Sena que les permitió aprender panadería, para así trabajar y valerse por sí mismas.
Región
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Sena

Luis Alfonso Pérez es un hondano con discapacidad visual, lo cual no le ha impedido ser el presidente de la Asociación de Personas Útiles en Situación de Discapacidad; a sus 50 años es uno de esos testimonios que inspiran por su fortaleza, liderazgo y perseverancia. Gracias a él la unidad productiva ‘Semillas de Inclusión’ protagonizada por personas con discapacidades físicas, visuales y cognitivas, comercializa productos panificados que conquistan el paladar de los habitantes del norte del Tolima.

Con la gestión de la Alcaldía de Honda este grupo de personas con algún tipo de discapacidad accedieron a formación en el Sena que les permitió aprender panadería, para así trabajar y valerse por sí mismas. Las galletas, almojábanas, mantecadas y otros productos panificados ya son del gusto de esta población tolimense. Esto fue posible gracias a la formación en el Sena como ‘Emprendedor en productos panificables’, en el marco del programa Emprende Rural.

En julio de este año la Asociación realizó una gran Feria que convocó a los habitantes de la ciudad de los puentes, desde ese entonces este grupo de personas hacen preventas semanales y tienen proyectado seguir creciendo día a día. Luis Alfonso Pérez, presidente de la Asociación manifestó que: “por fortuna el Sena le dijo sí a nuestro proyecto y comenzamos con el proceso de formación en marzo de este año. Nos enviaron a una gran instructora, pienso que mejor no pudo ser”.

El proyecto de emprendimiento ‘Semillas de Inclusión’ les ha abierto una luz de esperanza a personas con distintas discapacidades que sueñan con salir adelante y mejorar la calidad de vida de sus familias. Julieth Viviana Campos es la instructora que ha guiado este proceso formativo.

“Para mí inicialmente fue un reto porque es un tipo de población especial, diferenciada, que no la manejamos comúnmente la mayoría de instructores. Por lo que uno de los retos fue aprender a leer un poco el lenguaje braille; con el líder de la unidad hicimos un manual de panadería en este lenguaje. Todo esto ha sido enriquecedor para mi vida profesional y personal”, sostuvo Campos.

Además, la Alcaldía de Honda apoyó a la Asociación de Personas Útiles en Situación de Discapacidad con un comodato que les ha servido como sede, y los dotó de las herramientas necesarias para la elaboración de productos de panadería.

Este caso de superación no sólo ha impactado de forma positiva a las personas discapacitadas que elaboran los productos panificables, sino también a sus entornos familiares; en el proceso productivo intervienen acompañantes y familiares, con lo que han fortalecido sus lazos comunicativos.

‘Semillas de Inclusión’ actualmente está en una etapa de comercialización a través de preventas semanales, a la espera de tener un punto de ventas fijo para seguir creciendo con este proyecto de emprendimiento en uno de los municipios más tradicionales de nuestro departamento gracias a su arquitectura colonial, diversidad cultural, y por supuesto, su gente cálida y pujante.