Pasar al contenido principal

Primero matar y después preguntar

Las recientes declaraciones de la representante a la Cámara por el Centro Democrático, María Fernanda Cabal, hacen pensar que los promotores del Sí en el Plebiscito tienen infiltrado al "uribismo". Las torpes afirmaciones de ‘La Cabal’, o de Paloma Valencia, son potentes armas de autodestrucción del discurso guerrerista en contra de los diálogos de La Habana.

En sus últimas declaraciones polémicas, ‘La Cabal’ se va lanza en ristre contra el Ejército, pero además legitima y añora la doctrina que tanto daño le hizo al país y a las Fuerzas Armadas Colombianas: “Primero matar y después preguntar”, lo cual terminó en las masacres atroces de los mal llamados “Falsos Positivos”.

Las declaraciones de La Cabal, me hicieron recordar la masacre de abril del 2004 en Cajamarca, cuando uniformados del Batallón Pijao acabaron con la vida de cinco miembros de una familia: el mayor tenía 24 años, una pareja de jóvenes de 17 y su hijo de seis meses, y otro menor de 14 años.

La masacre terminó con cinco civiles muertos (cuatro de ellos menores de edad) y cinco militares purgando condenas de entre 35 y 40 años de cárcel.

Seguramente no habría ocurrido este lamentable episodio de la guerra si en ese momento el Ejército no fuera, como rememora Cabal, “una fuerza letal de combate que entra a matar, no entra a preguntar ¿perdón? Levante las manos”.

Afortunadamente estamos en un momento en que el Ejército de Colombia, sin renunciar a sus principios, se prepara para un país distinto, que quiere ver sus soldados y policías aportando a la paz y al desarrollo en escenarios diferentes a los campos de batalla.

Los jóvenes queremos el fin del servicio militar obligatorio y el comienzo de un Servicio Social para la Paz, queremos un Ejército que deje de ser una fuerza letal y se convierta en una fuerza vital, que ayude a proteger el medio ambiente, a construir vías, a reforestar, a acabar los cultivos ilícitos, a desminar el territorio, a fortalecer los organismos de socorro, a combatir la delincuencia en las ciudades etc.

Posdata: Las listas cerradas engañan a muchas personas, los "uribistas" no solo votaron por Cabal, sino que también votaron por un ex guerrillero, hoy senador del Centro Democrático, Everth Bustamante.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker