Pasar al contenido principal

Presidente Santos y su Ministro de Hacienda se lavaron las manos con los escenarios deportivos de Ibagué

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

En 29 días finaliza el gobierno del presidente Juan Manuel Santos e Ibagué se quedó con la falsa promesa de realizar “los mejores Juegos Deportivos Nacionales de la historia” y, lo peor, sin saber cuánto dinero entregará el Estado para la reconstrucción de la infraestructura deportiva que quedó en ruinas por el escándalo de corrupción más grande en la historia de la ciudad.

Durante casi cinco meses, EL OLFATO le envió al presidente Juan Manuel Santos y al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dos cuestionarios para indagar sobre el futuro de estas obras y precisar, en detalle, cuánto dinero reinvertiría la Nación en los escenarios de la Unidad Deportiva de la calle 42 y el Parque Deportivo, pero nunca hubo respuesta.

Ni de la Secretaría de Prensa de la Casa de Nariño ni de la oficina de comunicaciones del Ministerio de Hacienda hubo interés en contestar los requerimientos enviados a los correos oficiales. Ese silencio mostraría lo irrelevante que resultó el episodio de los Juegos Deportivos Nacionales de Ibagué para la saliente administración, como lo denunció recientemente la misma Contraloría General de la República.

El contralor delegado para el sector social, José Antonio Murgas, le dijo a esta redacción que Coldeportes también empleó la misma estrategia para no comprometerse con Ibagué ni con sus deportistas. (Ver: En septiembre arrancaría primera fase de construcción de escenarios deportivos)

“La verdad es que Coldeportes lo que ha respondido es que existen unos recursos que tendrán que utilizarse, producto de los contratos o convenios que no se ejecutaron. Pero aquí falta mayor claridad, y aún mayor en torno a cuándo empezaría la ejecución de esos recursos y con cuántos recursos contamos de la Nación”, subrayó Soto.

Las preguntas para el presidente Santos sobre Andrés Botero

Al presidente Santos no solo se le preguntó por el dinero que necesita la ciudad para reconstruir sus escenarios deportivos, sino también por las presuntas conductas omisivas del exdirector de Coldeportes, Andrés Botero, quien siempre respaldó al exalcalde Luis H. Rodríguez, a sus exasesores y exfuncionarios, y a los polémicos contratistas, hoy casi todos en prisión.

¿Por qué prometió que Ibagué tendría los mejores Juegos Deportivos Nacionales de la historia? ¿Quién lo engañó o lo hizo incurrir en ese error? Esas dos preguntas se quedaron sin respuesta. (Ver: Concejales de Ibagué no quisieron protestar por la inclusión de Andrés Botero en el equipo de empalme de Iván Duque)

Pero en el archivo de EL OLFATO y de decenas de medios de comunicación están las declaraciones que entregó el entonces director de Coldeportes engañando al país.

El dirigente deportivo antioqueño siempre sostuvo que las obras estarían listas en noviembre del año 2015, que los contratistas trabajaban siete días a la semana, 24 horas al día, y que el exalcalde de Ibagué Luis H. Rodríguez estaba haciendo bien su trabajo, pero que era víctima de los “enemigos” de los Juegos Deportivos Nacionales.

Esa era la versión que repetía en las cámaras de televisión y en las reuniones en la Presidencia de la República.

En febrero de 2015, cuando esta redacción denunció varias irregularidades ante la Secretaría de Trasparencia de la Presidencia de la República, Botero organizó una rueda de prensa para respaldar públicamente a Luis H. Rodríguez y criticar a EL OLFATO y a los columnistas de este medio Eduardo Bejarano y Fernando Varón, quienes advirtieron las falencias contractuales del proyecto.

“Un parte de optimismo. Los Juegos van para adelante a pesar de los contratiempos. Y esos los vamos a tener hasta en la ceremonia de clausura (…) Todo está en proceso de solución. De verdad, un respaldo al señor alcalde (Luis H. Rodríguez) para que estos Juegos salgan adelante (…) El pesimismo es preocupante. Son grupos de presión que se forman y que comienzan a hablar mal de los Juegos y que de verdad le ponen todo tipo de trabas a la planeación de los Juegos en las distintas regiones (…) Tenemos que mostrar que somos un equipo unido, trabajando por sacar los Juegos adelante”, aseveró Botero, en una rueda de prensa convocada en el piso 10 de la Gobernación del Tolima.

Cinco meses después, en julio, a la salida de una reunión en la Casa de Nariño, insistió en que todo iba bien y resaltó el compromiso de las autoridades locales y de los contratistas. (Ver: Los destruidos escenarios deportivos de Ibagué costaban más de $10.000 millones: Contraloría)

“Poco a poco han ido recuperando terreno (con las obras). Estamos visitándolos permanentemente. Hace una semana (el 21 julio de 2015), los contratistas firmaron un acuerdo de que se comprometían a entregar los escenarios que ya habíamos designado para el 31 de octubre. Así que hay un gran compromiso, no solo de los alcaldes de las dos ciudades (Ibagué – Quibdó), sino también de los contratistas que saben de la necesidad de tener estos escenarios a tiempo para nuestros deportistas. Estaremos encima de ellos, estaremos empujando y, lógicamente, a principios de noviembre empezarán los Juegos Nacionales”, dijo Botero al canal Claro Sport, el 31 de julio de 2015.

Y así, el exdirector de Coldeportes mintió sucesivamente hasta el mes noviembre de ese fatídico año, cuando llegó la hora de inaugurar los Juegos Deportivos Nacionales de Ibagué.

A última hora, cuando vio que los escenarios de Ibagué no estaban listos, distribuyó varias competencias en Cali, Antioquia y Cundinamarca, e inauguró los que serían “los mejores Juegos Deportivos Nacionales de la historia” sin la presencia del presidente Juan Manuel Santos, quien prefirió no asistir al penoso espectáculo. El exalcalde Luis H. Rodríguez fue al estadio Manuel Murillo Toro, pero no se atrevió a leer su discurso porque temía que los asistentes lo chiflaran.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker