Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Preguntas frecuentes sobre enfermedades de transmisión sexual en el embarazo

El doctor Germán Ruíz Cortés de Colsanitas responde a las seis preguntas más comunes sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS) durante el embarazo.
Salud
Autor: elolfato.com
Autor:
elolfato.com

El doctor Germán Ruíz Cortés de Colsanitas responde a las seis preguntas más comunes sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS) durante el embarazo.

¿Estar en embarazo me protege de contraer una infección de transmisión sexual?

No, el embarazo no lo protege del contagio y por consiguiente del riesgo de infectar a su bebé. Si no se protege contra una ETS, tiene el mismo riesgo de infectarse como una mujer que no está embarazada.

¿Cómo puedo saber si tengo una ETS durante el embarazo?

Desde el primer trimestre del embarazo es indispensable que realizarse una prueba de sangre para VIH, hepatitis B, sífilis, herpes vaginal, pruebas de orina para clamidia y gonorrea. Estos exámenes hacen parte de los cuidados prenatales que debes llevar durante el embarazo y se deben realizar cada trimestre.

Si tengo una ETS y quedo en embarazo o adquiero una durante ese periodo, ¿cómo pongo en riesgo de contagio al bebé?

La madre y su hijo están comunicados por la placenta. Aunque no hay un paso directo para la sangre a través de este órgano efímero, sí permite el paso de nutrientes y oxígeno para el bebé en su formación. Pero también deja pasar virus y bacterias, tales como los causantes de ETS. De manera que todo lo que está en la sangre de la madre puede llegar a la del bebé.

¿Cómo afecta una ETS al bebé?

Una ETS la pone en riesgo de síntomas severos, puede comprometer su vida, el desarrollo del embarazo y el desarrollo intrauterino del bebé. Algunas infecciones producen malformaciones congénitas en su bebé a nivel cerebral y ocular. Otras enfermedades de este tipo pueden manifestar sus efectos en la infancia, a medida que el niño crece

¿Puedo recibir tratamiento para una ETS durante el embarazo?

Sí, además de realizarse las pruebas de sangre, es de vital importancia que reciba el tratamiento oportuno y eficaz en caso de que haya un resultado positivo para una ETS específica. Muchas de las ETS son tratables y curables. Durante el embarazo se pueden tratar y hasta curar las enfermedades como sífilis, clamidia, gonorrea y tricomoniasis. Pero el VIH, la Hepatitis B y el herpes genital no pueden ser curados sino tratados.

¿Cómo puedo evitar contraer una ETS durante el embarazo?

La única forma de evitar una ETS durante el embarazo es abstenerse de cualquier práctica sexual sea vaginal, anal u oral. En caso de que mantenga actividad sexual, debe ser en una relación exclusivamente monogámica y con una pareja a quien sus pruebas en sangre le hayan dado negativo para una ETS.

También debe usar condón correctamente en cada relación y durante todo el tiempo que dure el acto sexual. Ninguna otra medida o recurso como orinar, lavar los genitales o ducharse después de la relación evita el contagio.

*Con información de Colsanitas