Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Editorial

Editorial EL OLFATO
elolfato

Precandidatos a la Alcaldía de Ibagué y la Gobernación del Tolima: publiquen sus declaraciones de renta

Ante la versión que entregó el precandidato Alberto Girón sobre la adquisición de una camioneta Mercedes Benz y un apartamento en el exclusivo sector de El Vergel, mientras se desempeñó como gerente del Ibal, y que justificó de manera simple diciendo que él era un “profesional exitoso”, vendría bien que todos los aspirantes a la Alcaldía de Ibagué y la Gobernación del Tolima revelaran su declaración de renta.

Recordemos que el ingeniero Girón, a través de un video, anunció que denunciará al director de este medio de comunicación por revelar su lujoso estilo de vida, pero, al mismo tiempo, reconoció que es un hombre adinerado. Contradictorio: ¿no?

“Este medio de comunicación intenta desacreditarme frente la ciudadanía, por el simple hecho de ser un profesional exitoso que durante 33 años ha ejercido su profesión y tiene comodidades, buena casa, buen carro, y como digo: durante 33 años he trabajado limpiamente con mis manos y conocimiento”, aseguró.

Para despejar las dudas, más que grabar videos, el precandidato oficialista debería revelar su declaración de renta, tal y como lo hicieron varios candidatos presidenciales el año pasado. Gustavo Petro, Germán Vargas Lleras, Humberto de la Calle y Sergio Fajardo dieron ejemplo y expusieron ante el país su patrimonio.

Ojalá lo hicieran Girón y los demás precandidatos, porque esta región no aguanta más exalcaldes y exgobernadores millonarios, riquezas muchas veces injustificadas.

Sería importante que se atrevieran a enviarles ese mensaje de transparencia a los electores y que se comprometieran, igualmente, a presentar la declaración de renta al concluir sus eventuales administraciones.

Aquí los políticos no pueden salir con explicaciones facilistas como las expresadas por la popular Jenny Lizeth Ambuila, la dueña del Lamborghini rojo, quien dijo que su excéntrico estilo de vida lo había pagado con los ingresos que supuestamente obtuvo como influencer.

Esos cuentos de ricos exitosos se los creerán algunos electores, pero en la Fiscalía no, como quedó demostrado en el escándalo del exfuncionario de la Dian, Ómar Ambuila. Este hombre financiaba los lujos de su hija con los sobornos que recibía por dejar pasar mercancía de contrabando en Buenaventura.

La ciudadanía cada vez tiene más desconfianza de los servidores públicos y no es amenazando medios de comunicación como se construye la democracia, ni mucho menos como se justifican los ingresos económicos.

Finalmente, en su primera incursión como Youtuber, el 20 de marzo, Girón aseguró que había enviado un derecho de petición para exigir la aclaración de las informaciones divulgadas por EL OLFATO, pero hasta el cierre de esta edición esa comunicación no había llegado.