Pasar al contenido principal
Exclusivo

Rosmery Martínez dice que no autorizó a mujer sindicada de estafa para que pidiera votos para ella

Bellanira Núñez, exlíder de Cambio Radical, está detenida en la cárcel de Picaleña por su presunta responsabilidad en la estafa masiva de campesinos, a quienes también les habría pedido que votaran por la excandidata a la Gobernación del Tolima.
Poder
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa
Foto: EL OLFATO

La diputada Rosmery Martínez decidió referirse públicamente a la captura de Bellanira Núñez, la líder de Cambio Radical en Ibagué, detenida por los delitos de estafa masiva y constreñimiento al sufragante.

Núñez no solo engañaba con falsas promesas de asignación de tierras, y subsidios a campesinos a familias de escasos recursos económicos de varios municipios del Tolima, sino que les pedía a sus víctimas que votaran por sus aliados políticos, como la hoy diputada Rosmery Martínez.

Así lo reveló el fiscal del caso durante la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos, celebradas el 2 de diciembre, ante el Juzgado Quinto Municipal con función de garantías.

Ahora, Martínez dijo que ella es una política “honorable” y que Núñez nunca fue autorizada para pedir votos en su nombre.

“Debo recordarles que la responsabilidad penal es individual y, en consecuencia, la señora Bellanira Núñez deberá responder si transgredió con sus actuaciones normas contenidas en el ordenamiento penal. Si llegó a utilizar mi nombre en sus actuaciones, también deberá responder por ello, por cuanto nunca fue autorizada para tales propósitos”, manifestó la excandidata a la Gobernación del Tolima, quien se presentó en representación de los partidos Cambio Radical y Liberal.

Aseguró que no ha sido vinculada formalmente a la investigación y que tampoco ha cometido “ningún hecho o indelicadeza” contra las personas que votaron por ella.

Pese a que la dirigente política, hermana de Emilio Martínez Rosales, exjefe de Cambio Radical en el Tolima y condenado por corrupción, sostiene que no ha sido ‘salpicada’ en el proceso de Bellanira Núñez, la verdad es otra.

Los investigadores del CTI de la Fiscalía recogieron los testimonios de decenas de víctimas de Bellanira Núñez y en sus declaraciones aseguraron que la mujer les pidió que votaran por Guillermo Alfonso Jaramillo, en las elecciones locales de octubre de 2015 y, Rosmery Martínez, en los comicios regionales de 2019.

Además, con sus números de cédula, es fácil determinar en qué mesas de votación sufragaron los engañados electores y si lo hicieron por la excongresista de Cambio Radical.

“A ellos les decían que debían votar por los dos políticos mencionados en el expediente porque, de lo contrario, no podrían acceder a los subsidios o a las tierras que les prometían. Si no ganaban esos políticos, pues los proyectos (de vivienda) corrían peligro”, aseguró una fuente conocedora del caso.

Y fue precisamente por esos señalamientos que la Fiscalía General de la Nación, desde Bogotá -porque el proceso en Ibagué no avanzó-, le imputó el delito de constreñimiento al sufragante a la dirigente política de Cambio Radical.

Núñez, quien lleva ya casi un mes de detenida en la cárcel de Picaleña, tendrá que probar su inocencia y demostrar que buscó votos para los hermanos Martínez Rosales por voluntad y beneficio propio, y no porque ellos se los hayan pedido.

La excandidata al Concejo Municipal fue capturada en Ibagué junto con su pareja sentimental José Humberto Rojas y su hija Ana Bellanira Rojas Núñez.

Las dos mujeres fueron enviadas a la cárcel, mientras que, al hombre, de 73 años, le otorgaron el beneficio de detención domiciliaria.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker