Pasar al contenido principal

La primera derrota del ‘barretismo’: ¿qué pasó con su apabullante poderío?

Después de consolidar un control absoluto en la Gobernación del Tolima, en Cortolima, en la Alcaldía de Ibagué y en la sede regional del Sena, entre otras instituciones públicas, su poder se diluyó en una sencilla votación en la que podían participar 19 cabildantes.
Poder
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

El miércoles 2 de diciembre ocurrió lo impensado en el Concejo de Ibagué. El grupo político del exgobernador Óscar Barreto perdió las elecciones internas para elegir el presidente de la Corporación para el periodo 2021.

Después de consolidar un control absoluto en la Gobernación del Tolima, en Cortolima, en la Alcaldía de Ibagué y en la sede regional del Sena, entre otras instituciones públicas, su poder se diluyó en una sencilla votación en la que podían participar 19 cabildantes.

Necesitaban solo 10 votos -la mayoría- para que Brayam Escandón ocupara la presidencia del Concejo Municipal y facilitara el trámite de las iniciativas del alcalde Andrés Hurtado, pero otro conservador les ganó la partida. 

Arturo Castillo, del equipo de José Elver Hernández, logró armar su propia minoría y consiguió el respaldo de uribistas, petristas, liberales y hasta el exoficialista César Franco, quien ocupó la presidencia del Concejo de Ibagué en el primer año.

¿Qué piensa la oposición?

Los diez concejales que votaron a favor de Castillo, coincidieron en que para que haya democracia dentro del Cabildo Municipal, debe existir autonomía en la toma de decisiones para beneficiar a toda una ciudad y no solo a unas pocas personas.

Jaime Tocora, concejal de la Colombia Humana y opositor del Gobierno Municipal, habló de su posición. “Nuestra postura fue la posibilidad de un respeto a la independencia, hacia la diferencia, hacia la oposición, hacia pensar distinto, teniendo en cuenta que no todo puede estar controlado por una misma persona”, sostuvo Tocora.

Y agregó: “el `Barretismo´ ha cooptado todos los escenarios dentro de la ciudad y el departamento, y creemos que lo más sano y sensato es que puedan llegar a existir mínimas diferencias”.

Javier Mora, del partido Liberal, sostuvo:” el Barretismo perdió la presidencia del Concejo por no valorar el trabajo de los Concejales, por actuar con soberbia y autoritarismo, dándole la oportunidad a la oposición de ser determinantes en la elección y dar un grito de dignidad e independencia”.

A su vez, Rubén Darío Correa, representante del partido Ada, también opositor férreo de la actual Administración, manifestó que: “esta decisión era importante para luchar contra la famiempresa y el poder de una sola familia en todas las decisiones. No podíamos entregar también la presidencia, eso hubiera sido el acabose". 

No obstante, el presidente electo de la Corporación, Arturo Castillo, expresó que ve la designación no como una derrota a una casa política, pues: "ambos candidatos apoyamos la administración Hurtado y seguiremos haciéndolo, lo que queda demostrado es lo bonito de la democracia. Nuestra propuesta política ha sido de Gobierno pero con el ojo puesto hacia la ejecución efectiva de los recursos y el cumplimiento de las tareas de los diferentes funcionarios". 

Con este resultado en la Corporación, existen personas que piensan que esto es lo que le espera al Barretismo (desvanecimiento de fuerza y falta de apoyo para seguir jactándose del dominio en la región), porque como dice la canción del famoso artista de música popular Darío Gómez, nadie es eterno en el mundo, y Barreto no lo será en el poder.  

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker