Pasar al contenido principal

Guerra del barretismo llegó hasta Comfatolima

Tras la decisión de Miguel Barreto de aspirar nuevamente al Senado de la República e interponerse en el camino de Óscar Barreto -quien busca una curul en el Congreso-, se desató una guerra familiar que ya deja varias víctimas, por ahora, burocráticas.
Poder
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política
Foto: EL OLFATO

“O saca a la hermana de Miguel (Barreto) de Comfatolima o sacamos a todos los afiliados de la Gobernación del Tolima y de los municipios que tienen alcaldes del barretismo de la caja”. Ese fue el mensaje de advertencia que recibió el director de la caja de compensación familiar Comfatolima, Nelson Norbey Quintero, para que despidiera a la funcionara Miriam Barreto, hermana del senador Miguel Barreto.

Miriam ocupaba un alto cargo directivo en Comfatolima, era una de las personas de confianza del director Quintero, se encargaba de asuntos importantes como el relacionamiento externo de la entidad, pero nada de esto fue suficiente para impedir su salida.

“Esa era la orden de Óscar (Barreto) y Nelson Norbey no se iba a meter en esa pelea. Además, Comfatolima tiene una alta dependencia de la afiliación de trabajadores oficiales. Allá están los funcionarios de la Gobernación del Tolima (410 servidores públicos) y la Alcaldía de Ibagué (unos 700): si se los quitan, quiebran la caja”, dijo una fuente de Comfatolima a EL OLFATO.

La dimisión de Miriam Barreto Castillo se concretó y el senador Miguel Barreto perdió toda su participación burocrática en Comfatolima, una entidad en la que también tienen injerencia política los congresistas Jaime Yepes, de La U; José Elver Hernández, del partido Conservador, y el liberal Ángel María Gaitán.

Guerra de sangre

La decisión de Miguel Barreto de aspirar nuevamente al Senado de la República e interponerse en la aspiración de su primo Óscar Barreto, quien buscaría una curul en las próximas elecciones legislativas de 2022, ha desatado una guerra sin cuartel en la familia que controla el poder ejecutivo en el departamento: Gobernación del Tolima, Alcaldía de Ibagué, Cortolima, Sena y Universidad del Tolima, Hospital Federico Lleras, Ibal e Infibagué, entre otras entidades públicas.  

Algunos amigos de Miguel Barreto sostienen que él está en su derecho de aspirar, pues ha logrado una representatividad política en el Tolima y en Boyacá. Sin embargo, otros creen que se equivoca al desafiar a su mentor y pariente. “¿A quién se le ocurre cazar una pelea con un tipo tan poderoso como Óscar Barreto? El que se mete en su camino, lo acaba, lo anula. Miguel debió hacerse un lado y evitarse dolores de cabeza”, comentó una persona cercana al grupo del senador.

Pero Miguel insiste, motivado principalmente por los consejos de su hermano José Barreto, excandidato a la Alcaldía de Ibagué, quien fue obligado a renunciar a su aspiración para acompañar al hoy alcalde Andrés Hurtado. (Ver: José Barreto le dijo adiós a su campaña a la Alcaldía de Ibagué y se lo oficializó a la Registraduría)

“Desde la campaña a la Alcaldía de Ibagué arrancó esa guerra. Miguel no apoyó a Hurtado, se fue con José, le buscó los avales de La U y Mira, y eso enfureció a Óscar. Trataron de arreglar las cosas después de las elecciones, pero usted sabe que José y Miguel no se ‘entregaron’ por las buenas, convencidos de apoyar a Hurtado: les tocó”, dijo un barretista ‘neutro’, amigo de Óscar y de Miguel, quien prefirió no ser mencionado en este artículo.

Sin cuotas en la Alcaldía de Ibagué

A raíz de este conflicto, dos representantes de Miguel y José Barreto salieron de la Alcaldía de Ibagué. El alcalde Andrés Hurtado separó de sus cargos a Diana Sofía Segura, quien se desempeñó como secretaria de Desarrollo Económico, y a Paola Andrea Álvarez, esposa de José, exgerente de Infibagué. (Ver: Hurtado nombró a la esposa de José Barreto en la gerencia de Infibagué)

En reemplazo de esta última fue nombrada la abogada Paola Arbeláez, esposa de Nicolás Barreto, otro sobrino del exgobernador Óscar Barreto.

“Y el mensaje de advertencia es para todos los nominadores de entidades barretistas: tienen que sacar a todo el que huela a Miguel Barreto, sobre todo en la Universidad del Tolima, una institución en la que el senador tiene mucha cercanía. Allá llegó el mensaje: ¿O están con Miguel o están con Óscar?”, dijo otra de las fuentes.

Y mientras el barretismo le cierra el cerco burocrático a Miguel, él responde buscando alianzas con enemigos políticos de Óscar, que no son pocos (liberales, uribistas, independientes y conservadores).

Todo esto ocurre a 13 meses de las elecciones legislativas y, como dicen las abuelas, en el desayuno ya se sabe cómo será el almuerzo.

Habrá persecusión de parte y parte, y Miguel Barreto no se quedará quieto, pues hoy tiene la credencial de Senador. "Óscar Barreto tiene muchos procesos pendientes en la Fiscalía, la Procuraduría y en la Contraloría General de la República, y Miguel lo sabe. Eso es lo peligroso. Todo lo que sabe Miguel. Esa pelea no dejará nada bueno. No hay enemigo pequeño", concluyó el barretista 'neutro' consultado por esta redacción. 

 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker