fbpx En el suroriente del Tolima hay paz, pero no hay vías, ni turismo: Gentil Gómez, candidato a la Cámara de Representantes | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

En el suroriente del Tolima hay paz, pero no hay vías, ni turismo: Gentil Gómez, candidato a la Cámara de Representantes

El aspirante a la Cámara de Representantes por el Tolima, Gentil Gómez, habló de sus orígenes, el partido Liberal y sus propuestas de una reforma rural integral en el departamento.
Poder
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política
En el sur del Tolima hay paz, pero no hay vías, ni turismo: Gentil Gómez, candidato a la Cámara de Representantes

La carrera política para llegar al Congreso de la República continúa y en menos de dos meses los colombianos regresarán a las urnas para elegir a sus representantes departamentales.

En diálogo con EL OLFATO, el candidato a la Cámara de Representantes por el Tolima, Gentil Gómez Oliveros, habló de sus orígenes, su candidatura en el partido Liberal y sus propuestas, que apuntan a trabajar por el campo, la producción agrícola, las vías, el turismo y una reforma rural integral. Estas fueron sus respuestas.

EL OLFATO: Usted fue diputado, alcalde, concejal, ¿pero antes qué era? ¿Cómo arrancó?

Gentil Gómez: Llegué adolescente a Melgar con mis padres a trabajar en la plaza de mercado. Era cotero, comerciante, organicé una pequeña empresa de distribución de productos agropecuarios. Desde joven fui activista estudiantil y personero.

Luego terminé mi bachillerato, me lancé al Concejo de Melgar e inicié en la política. Mi último día en la plaza fue el 31 de diciembre de 2003, porque el 2 de enero vine a Ibagué para posesionarme como diputado. Después me lancé a la Alcaldía y fui alcalde de Melgar.

E.O: ¿Cuál es su propuesta política y cuál es su foco electoral?

G.G.: Lo primero que concebimos como base fundamental de nuestra acción tiene que ver con el próximo Plan de Desarrollo, el cual debe integrar acciones hacia el fortalecimiento del sector primario de la economía, es decir: el campo tolimense, que tiene una amplia vocación agropecuaria.

El desarrollo rural integral tiene que ver con todo el apunte institucional y presupuestal hacia los territorios productores de alimentos para dinamizar su economía. Es decir, vías sobre todo, que es un gran factor de falta de competitividad en los sectores agrarios.

Tiene que ver con acceso oportuno al crédito, que es un tema complejo. También con el acceso a los servicios sociales del sector agropecuario, que siempre llegan de últimos al Tolima. Tiene que ver con la garantía de compra y precio justo de sus productos. 

E.O.: Es decir, ¿su principal de acción es trabajar con campesinos y la producción agropecuaria?

G.G.: Por supuesto, es el primer sector de la economía. Si se dinamiza eso automáticamente genera un efecto en todos los sectores, generando empleo y productividad. Además, desarrolla otra actividad importante: el turismo, porque podemos acceder a los territorios.

Vea usted que el Tolima tiene una serie de oportunidades en sus territorios rurales que no hemos explotado de manera adecuada.

Hoy, en las regiones del suroriente del Tolima hay paz, pero no hay vías. Entonces quien produce no puede vender, no puede competir. Quien oferta un destino turístico ¿cómo lleva a sus visitantes? Esa reforma integral debe dinamizar la economía y debe concentrarse en el Plan de Desarrollo.

El Tolima tiene aplazados sus macroproyectos de desarrollo agropecuario. El triángulo del Tolima, tantos años esperados, y esta es la hora en que no entra en funcionamiento pleno.

El sur está esperando distritos de riego para complementar ese gran núcleo de producción. El Estado debe apropiarse del manejo de sus cuencas hidrográficas y sus páramos. Las aguas se están perdiendo, contaminando y malutilizando.

E.O.: ¿Cómo logró entrar a una lista de un partido dominado por un hombre como Mauricio Jaramillo, donde dan tanto garrote,  siendo usted una persona que ha sido independiente en la política?

G.G: Yo soy un hombre liberal de pensamiento, palabra y obra. No soy jaramillista ni anti-jaramillista. Yo ingresé a un partido que ha llevado en la historia de Colombia las ideas de la justicia social, la reivindicación del derecho a ser libres y a la tierra, para quienes creemos en la economía agropecuaria.

E.O.: Muchos piensan que usted y Camilo Delgado están de relleno porque la representante sería Olga Beatriz González, que cuenta con el apoyo de Mauricio Jaramillo.

G.G.: Repito: el liberalismo tolimense es mucho más que el tradicionalmente conocido jaramillismo, que es un movimiento político con una trayectoria que reconozco y respeto, pero nosotros estamos construyendo otro proceso y pretendemos coexistir con las demás fuerzas.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker