Pasar al contenido principal

Personajes 2015: Santiago Cruz y su regreso a Ibagué

Ibagué
Autor:
Autor:

Uno de los personajes del 2015 en el Tolima fue el cantante Santiago Cruz, no solo por su nominación a los Grammy Latinos, sino por su regreso a Ibagué.

Después de 21 años, Santiago decidió radicarse de nuevo en la ciudad que lo vio nacer. Y lo hizo porque se cansó de los trancones de Bogotá, del despiadado ritmo de vida que ofrece la capital del país.

“¿Las razones de este regreso? La principal como ya dije, buscar una mejor calidad de vida para nosotros y nuestros hijos, que no vivan sitiados, que no pasen 1 hora y media por trayecto en el bus del colegio, que puedan salir por el barrio a montar bicicleta. Pero hay una razón adicional e igual de poderosa que nos hizo escoger Ibagué como nuestro lugar de familia, y esa razón es trabajar por esta ciudad”, escribió el artista en su blog.

Él es otro ibaguereño que decidió venir a buscar la transformación que los políticos de siempre han impedido. Como muchos, Santiago Cruz sueña con ver a una Ibagué pujante, bonita, competitiva, con fuentes de empleo y oportunidades para todos.

Sobre su decisión de vida, escribió este mensaje el pasado mes de junio:

El regreso

'Yo a Ibagué vuelvo a vivir si me va mal en Bogotá, o ya para morirme'. Ese pensamiento me rondó la cabeza, y era casi que un mantra, durante muchos años de mi vida, desde aquel enero de 1.994 cuando salí de mi ciudad con rumbo Bogotá, para estudiar en la Universidad Externado de Colombia.

Es un pensamiento que ha rondado también la cabeza de muchos de mi generación, e incluso posteriores a ella, porque crecimos en una ciudad a la que le costaba creer en ella misma, crecimos en medio de una sociedad caníbal, una sociedad en la que a quien levantaba la cabeza lo bajaban de una pedrada, o por lo menos eso era lo que sentíamos algunos.

Las cosas han cambiado, ya han pasado 21 años desde ese enero, e Ibagué es otra, yo también soy otro, apenas a un año de cumplir 40 afortunadamente he forjado una carrera que me ha permitido vivir de mi sueño de hacer música, y sin duda alguna estoy en el mejor momento profesional hasta ahora, con ganas y posibilidades de seguir creciendo y mejorando. En el campo personal, tengo una familia que atesoro, con una esposa maravillosa y generosa, y unos hijitos que iluminan cada rincón de esta Casa de Paz, y ahora vivimos en Ibagué.

Regresé a vivir a mi ciudad, regresé a vivir a Ibagué. Al principio de nuestra reflexión expresando el deseo de buscar bienestar para nosotros y nuestra familia, los destinos posibles eran muchos, revisamos distintas posibilidades de vivir alguna ciudad de Colombia, incluso contemplamos algunas posibilidades en el exterior, pero no, el trazado fue un círculo y finalmente volvimos donde todo empezó para mi.

El lugar escogido fue Ibagué, mi ciudad, la ciudad en la que nací, la ciudad en la que mi esposa, que es de Tunja (Boyacá), se siente bien, y la ciudad donde nació nuestro hijo menor, Salvador.

¿Las razones de este regreso? La principal como ya dije, buscar una mejor calidad de vida para nosotros y nuestros hijos, que no vivan sitiados, que no pasen 1 hora y media por trayecto en el bus del colegio, que puedan salir por el barrio a montar bicicleta. Pero hay una razón adicional e igual de poderosa que nos hizo escoger Ibagué como nuestro lugar de familia, y esa razón es trabajar por esta ciudad.

En este momento Ibagué tiene una oportunidad histórica, tenemos que aprovecharla, tenemos que elegir administradores que respeten la ciudad y sus ciudadanos. Que el paso por los puestos públicos no siga siendo el cuadre de caja del funcionario y su séquito. Pero tampoco podemos seguir esperando que alguien más nos solucione las cosas, está en nuestras propias manos una historia diferente.

Están pasando cosas muy interesantes en nuestra ciudad, hay un grupo inmenso de gente muy capaz que si se fue en algún momento, ya volvió para trabajar por la ciudad, y hay otra que nunca se fue, y siguen construyendo una mejor ciudad, a pesar de muchas cosas.

En los pocos meses que llevo viviendo de nuevo en mi tierra, y solamente remitiéndome al tema cultural, que es el que me compete, he podido conocer personalmente distintas iniciativas interesantes, en la ciudad y en la región. Proyectos como La Eskina del Barrio (http://youtu.be/Lb4qKO-5-J8), o la productora audiovisual FTZ ( www.ftzstudio.com ), son excelentes ejemplos de gente de acá, construyendo, trabajando, generando conciencia. Incluso me encontré con un muy buen estudio de grabación en el Guamo, Euforia Music ( www.euforiamusic.com ). Mauricio, y toda la gente de La Eskina del Barrio, Jose Luis y todo el equipo de FTZ, y Sherling en su consola, son muy valiosos para una ciudad como Ibagué, y para el Tolima.

Yo creo en mi, y creo en Ibagué, y por eso estoy acá. Y mucha gente está acá, y falta mucha por venir, mucha por volver. En la mente de todos nosotros está aportar cada uno desde nuestra orilla, para que los muchachos de 18 o 19 años al terminar el colegio, no quieran huir de Ibagué, si se quieren ir por impulso propio, bienvenido, si tienen los medios para irse, felicidades, pero que nunca más sea porque Ibagué no les ofrece un horizonte promisorio, que nunca más se oiga de boca de un joven Ibaguereño la frase 'Yo a Ibagué vuelvo a vivir si me va mal en Bogotá, o ya para morirme'.

Hay mucho por hacer, pero hay que hacerlo, y para hacerlo se necesita de gente buena, y de eso tenemos bastante.Repito, yo creo en mi, yo #CreoEnIbagué.

Foto: REVISTADC.COM
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker