Pasar al contenido principal

Osteoporosis, una enfermedad silenciosa que se puede prevenir

A menudo no hay síntomas hasta que ocurre la primera fractura.
Salud
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos que se caracteriza por disminuir la masa ósea de manera silenciosa y progresiva. Es decir, sin síntomas. Por eso en el Día Mundial de la Osteoporosis, y con lema “Ama tus huesos, protege tu futuro” el Ministerio de Salud insta a las personas a prevenir esta enfermedad manteniendo hábitos de vida saludable.

“De acuerdo a la IOF (International Osteoporosis Fundación), la osteoporosis, que literalmente significa hueso poroso, es una enfermedad en la que se reduce la densidad y la calidad del hueso. A medida que los huesos se vuelven más porosos y frágiles el riesgo de fractura aumenta considerablemente. La pérdida de hueso se produce de forma silenciosa y progresiva. A menudo, no hay síntomas hasta que ocurre la primera fractura, que con más frecuencia ocurre en las caderas, las muñecas o la columna vertebral”, explicó Nubia Esperanza Bautista, subdirectora de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud.

Bautista indicó que esta patología es más frecuente en mujeres, particularmente si se encuentran en la postmenopausia, aunque también pueden sufrirla los hombres, especialmente si tienen una edad avanzada. Los síntomas más frecuentes incluyen dolor de espalda (provocado por una vértebra fracturada o aplastada), pérdida de estatura con el tiempo, postura encorvada y otras deformidades óseas. Ante esto, Minsalud recomienda consultar a los profesionales de la salud ya que el tratamiento de esta enfermedad se encuentra incluida en el SGSSS.

Prevención

La prevención de la osteoporosis comienza en la niñez con una dieta saludable para los huesos y mucho ejercicio. Esto es importante porque cuanta más masa ósea tenga al llegar a la edad adulta, es menos probable que tenga huesos débiles y quebradizos en la vejez.

En la edad adulta para mantener los huesos sanos y evitar la pérdida ósea se deben mantener los hábitos saludables, si estas costumbres no se han adquirido desde la niñez deben modificarse para evitar riesgo de fractura en la vejez.

La dieta recomendada debe incluir suficiente calcio y proteínas, dos nutrientes clave para la salud ósea; la exposición solar permite obtener suficiente vitamina D que se encuentra en alimentos como pescado, huevos y lácteos.

La actividad física ayuda al fortalecimiento de los músculos, aumenta la flexibilidad, la coordinación y la fuerza muscular, dando protección a los huesos previniendo la enfermedad.

Recomendaciones

  • Consumir lácteos, frutas y vegetales en abundancia.
  • Reducir el consumo de carnes y evitar la sal de mesa.
  • Realizar actividad física habitualmente.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Reducir la ingesta de bebidas azucaradas.

Finalmente Bautista hizo un llamado a reconocer la importancia del cuidado de la salud ya que la osteoporosis puede impactar considerablemente la calidad de vida y la capacidad productiva de las personas y sus familias.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker