Pasar al contenido principal

Usted está aquí

No se asuste, la alta nubosidad que se observa en Ibagué no es contaminación: es el inicio de la temporada de lluvias

Esa nubosidad que se ha observado en la ciudad no es una bruma, como muchos lo han llamado, ni tampoco un aumento del smog, se trata, según un experto de Cortolima, de un fenómeno climático normal, propio de la llegada de la temporada de lluvias.
Medioambiente
Autor: Redacción Medioambiente
Autor:
Redacción Medioambiente
Foto: EL OLFATO

Los casi tres meses de temporada seca están llegando a su fin. Adiós al sol implacable, a los cielos azules y despejados, a la sequía y a la falta de agua que sufrieron algunos municipios del Tolima como Coyaima y Natagaima. Ahora llega la primera temporada de lluvias.

Una muestra clara es la nubosidad que se ha acentuado en los últimos días en la ciudad de Ibagué. Un fenómeno al que erróneamente muchos han llamado: bruma. (Ver: Cortolima restringió ingreso a áreas protegidas del departamento como prevención por el coronavirus)

Según explicó Pedro Antonio Chacón, funcionario del área de Gestión de Recursos Hídricos de Cortolima, se trata de un fenómeno climático normal, propio del inicio de la temporada de lluvias.

“Esa nubosidad tan tenue son góticas de agua, porque de todas maneras la nube es agua, detenidas ahí en la superficie (…) Es un fenómeno climático normal, propio del inicio de la temporada de lluvias, donde la nubosidad se ha acentuado sobre la capital tolimense, mostrando un fenómeno nublar de baja densidad sobre la periferia de la ciudad”, detalló este experto.

Chacón también recalcó la importancia de no confundir esta cobertura nubosa con aumento del smog, como sucede para esta época del año en otras ciudades de país como Medellín.

“Pero en ningún momento se vaya a creer que es por un aumento de smog, al contrario, pues en estos momentos hay menos cantidad de vehículos. Este fenómeno nublar de baja densidad sobre la periferia de la ciudad no se relaciona con situaciones de contención, de contaminantes particulados que se suspendan en la atmosfera”, aclaró a los ibaguereños.

Entonces, al llegar la temporada de lluvias desde el sur de Colombia empiezan a subir masas de nubosidad que se ubican en las ciudades de la zona intertropical como Ibagué, las cuales tratan de bajar a la superficie y por eso se observan este tipo de fenómenos de los últimos días.

“En estos días como nos encontramos en la primera fase de la temporada de lluvias y del sur del país están subiendo masas de nubosidad y por encontrarnos en la zona intertropical, ese sistema nublar en determinado momento trata de bajar a la superficie, pero como esta tiene algo de calor no baja totalmente. Lo que se puede observar es una nube tenue que se avizora en un microclima acentuado sobre la zona donde hay bosque, donde hay agua, digamos que sobre la periferia”, puntualizó este funcionario de Cortolima.

Así que lo que respecta a la capital tolimense hasta finales de mayo estará bajo lluvias. (Ver: Ambientalistas de Ibagué denuncian la presencia de cazadores de águilas cuaresmeras en el Cañón del Combeima)

“Marzo, abril y parte de mayo, es un trimestre prácticamente. En la región andina se van a acentuar las lluvias, en la región costera van a disminuir”, concluyó.

¿Por qué no confundir con bruma?

La bruma se trata de una alta nubosidad densa que baja a la superficie perjudicando la visión de quienes transitan ya sea por vías terrestres, aéreas o acuíferas.

“Por ejemplo cuando estás saliendo de Ibagué por el sector de Alvarado y no puedes ver la vía, es por la misma razón que los aviones no pueden aproximarse a la pista, la nubosidad es tan densa que baja a la superficie, y como baja la temperatura de la superficie deja que toda la nubosidad caiga y ahí la bruma”, esbozó Chacón.