Pasar al contenido principal

No poder atender a todos los pacientes por colapso de las UCI sería muy frustrante: médico intensivista del Federico Lleras

El doctor Rómulo Salazar es especialista en cuidado crítico. Él hace parte del cuerpo médico que día a día lucha por salvar vidas en el centro asistencial más importante del Tolima.
Salud
Autor: Natalia Cubides
Autor:
Natalia Cubides

Las autoridades sanitarias no son las únicas preocupadas por el déficit de personal médico que hay en el departamento para manejo de COVID-19. Los mismos profesionales de la salud han manifestado su angustia por un eventual colapso de las UCI que les impida atender a todos los pacientes. 

El doctor Rómulo Salazar es especialista en cuidado crítico del Hospital Federico Lleras Acosta. Él hace parte del cuerpo médico que día a día lucha por salvar vidas en el centro asistencial más importante del Tolima. (Ver: Hay déficit de personal médico para UCI en hospitales y clínicas privadas del Tolima: Sec. de Salud)

En entrevista con EL OLFATO, este intensivista destacó el compromiso de cada uno de los profesionales que ponen en riesgo su propia vida, por sacar adelante la de los demás. 

Sin embargo, también confesó que a ellos les genera frustración y zozobra el hecho de pensar que, en cualquier momento, la capacidad de las UCI se agotará y no podrán brindar la mejor atención a todos los pacientes que ingresen. 

"Para el personal de la salud de una u otra forma es frustrante que cada día el trabajo es más duro y que hay zozobra por llegar a ese punto de no poder atender pacientes, o ver las urgencias colapsadas", expresó. (Ver: En el Tolima se está muriendo más gente por COVID-19 que en otros departamentos del país)

De esa manera, mencionó que en esta crisis sanitaria tan compleja, el hecho de que no haya suficiente personal médico implica que los profesionales que están laborando tengan que redoblar esfuerzos, agotándose aún más tanto física como psicológicamente. 

"Hay dos condiciones que preocupan en la medida que aumenten los casos. La primera es el personal que se encuentra infectado y aislado por COVID-19, el cual estará por fuera por lo menos dos semanas, si no hay complicaciones, y la otra es que en las convocatorias laborales se han presentado pocas personas porque, en algunos casos, hay muchas complejidades en el sistema de contratación", explicó. 

Entre tanto, reiteró la importancia de que la ciudadanía asuma con más responsabilidad el autocuidado, pues el virus lamentablemente no escoge ni edad, ni estrato, ni género. 

"Estamos en un momento bien crítico, en el que el aumento del porcentaje de ocupación de camas en UCI y el incremento de los casos va a hacer que cada vez la atención sea mayor y nos quedemos cortos", concluyó.  

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker