Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Editorial

Editorial EL OLFATO
elolfato

¡No más ciclistas de ruta muertos en las vías!

El ciclismo de ruta es sin lugar a dudas uno de los deportes de moda en Ibagué. Muchos incursionan en esta disciplina por la ‘goma’, otros como alternativa para bajar de peso y unos más terminaron motivados por el éxito internacional de grandes pedalistas como Nairo Quintana.  Todos los días, por las vías aledañas a Ibagué madrugan grupos de ciclistas a entrenar y mejorar sus tiempos. Algunos salen de manera individual. Uno de ellos murió de manera trágica la semana pasada, cuando subía por La variante, cerca de la glorieta que conduce a la Casa de la Moneda. Eder Celemín pedaleaba por esta vía cuando de repente un automóvil lo arrolló y murió de manera instantánea. La Policía dijo que se trató de un presunto microsueño de la conductora del vehículo. Eder es el tercer ciclista que muere en apenas 21 días del año. La cifra es alarmante si se tiene en cuenta que en todo el 2018 fallecieron cinco personas que se movilizaban en una bicicleta. Tras la publicación de la noticia del deceso de Eder, algunas personas hicieron comentarios en las redes sociales en los que, prácticamente, lo señalaban de haber buscado su muerte por no utilizar la ciclovía. Ante ello, lo ciclistas de ruta respondieron. “El tipo que deporte que practicaba Eder no es el ciclismo habitual que suelen practicar las personas. Practicaba ciclismo de ruta, el cual exige más velocidad y espacio. La cicloruta no es un espacio adecuado para practicar el ciclismo de ruta, debido a que encuentra gente caminando patinando, con perros, con niños, etc.”, contestó Alejandro Solano. Es cierto. Quienes salen a las carreteras, lo cual requiere mayor exigencia física y calidad de las bicicletas, no practican el ciclismo recreativo de la ciclovía dominical. Por esa razón, es necesario que la Secretaría de Tránsito de Ibagué y la misma concesionaria San Rafael implementen campañas de sensibilización para que los conductores respeten a los ciclistas, quienes -según las normas colombianas- tienen los mismos derechos de cualquier otro usuario. En México, por ejemplo, hay una campaña que se llama: ‘adopta un ciclista’, y consiste en que los conductores acompañen, por unos kilómetros, a los ciclistas que van en carretera, para protegerlos.

Ibagué debe promover más el deporte como el ciclismo de ruta, porque –entre otras cosas- tiene beneficios para el sistema de salud. Reduce las enfermedades, baja los niveles de estrés y mejora la convivencia familiar porque muchos ibaguereños los ha sacado del alcoholismo. Que la muerte de Eder nos sensibilice y nos permita pensar más en los demás.