fbpx Nace centro educativo para comunidades en el Distrito de Riego Triángulo del Tolima | ELOLFATO.COM - Noticias de Ibagué y Tolima Pasar al contenido principal

Nace centro educativo para comunidades en el Distrito de Riego Triángulo del Tolima

Cinco universidades públicas participan en la propuesta de un centro de educación popular para las comunidades indígenas y campesinas ubicadas en la zona de influencia del Distrito de Riego Triángulo del Tolima.
Nación
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Nace centro educativo para comunidades en el Distrito de Riego Triángulo del Tolima

Un centro de educación popular ofrecería distintos programas en las modalidades formal y no formal –desde educación para el trabajo y el desarrollo humano hasta profesionales– a las comunidades indígenas y campesinas que ocupan la zona de influencia del Distrito de Riego Triángulo del Tolima (DRTT).

Desde este centro se brindaría formación a cualquier habitante de los municipios de Natagaima, Coyaima y Purificación, en el sur del Tolima, incluso si no saben leer o escribir, pues se trata de un modelo incluyente que busca retener a esta población y evitar así el desplazamiento del que están siendo objeto porque empresarios han comprado sus terrenos para desarrollar agricultura intensiva.

Este tipo de agricultura intensiva tendría alto impacto negativo en el territorio, por la fragilidad de sus suelos y el ecosistema de bosque seco tropical que impera en la zona.

El proyecto académico, liderado por el profesor Álvaro Acevedo Osorio, del Departamento de Desarrollo Rural y Agroalimentario de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), contó con un equipo de trabajo conformado por 7 profesores de las universidades Nacional, Pedagógica, Distrital, Colegio Mayor de Cundinamarca y Militar Nueva Granada, además de 10 estudiantes de pregrado y maestría.

Con esta iniciativa, planteada en 2019 y concluida en 2021, se busca retener a los habitantes de estos municipios, donde el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural adelanta la adecuación del DRTT sobre un área de 34.143 hectáreas, 20.402 de las cuales serán irrigadas en una zona habitada especialmente por comunidades indígenas y campesinas que suman una población de más de 77.500 habitantes.

“La experiencia demuestra que la carencia de técnicos agropecuarios adecuadamente formados –tanto técnica como metodológicamente– es una de las razones por las que los programas de apoyo a los productores campesinos y comunitarios no alcanzan los niveles esperados de sostenibilidad productiva, ambiental y sociocultural”, señala el profesor Acevedo.

Señala además que “el objetivo principal de este ambicioso proyecto de formación es que las comunidades oriundas de este territorio aprovechen el impacto positivo del Distrito de Riego para la producción agrícola y mejoren significativamente su calidad de vida al tiempo que conservan sus recursos naturales.

Territorio frágil

El DRTT, que entró en operación parcial en 2017, incluye una represa artificial que cubre 340 hectáreas en la comunidad indígena de Zanja Honda; 66 km de canales principales y 115 km de canales secundarios.

Según el profesor Acevedo, “hasta el momento solo están operando los canales primarios, que toman el agua desde el embalse”.

Así mismo, los autores del proyecto mencionan que “el proyecto DRTT puede poner en riesgo la sobrevivencia de esas comunidades indígenas y campesinas, si no se reconocen y valoran las funciones que el territorio representa en su vida y si no se logra una planificación integral en los nuevos programas de desarrollo rural”.

“El DRTT no cuenta con actores locales debidamente formados para responsabilizarse de su manejo, por cuanto la formación profesional no solo no está a su alcance, sino que su calidad no responde al enfoque de necesidades propias del territorio intercultural que estas comunidades habitan”.

En este sentido, concluyen que el proyecto, que será desarrollado a largo plazo, pero que se debe implementar lo antes posible, busca alianzas locales, del Gobierno nacional y de cooperación internacional, para aportar así al desarrollo territorial y a la construcción de paz en el marco del posacuerdo para la llamada Bogotá Región, a partir del análisis de necesidades específicas de producción y educación para comunidades del sur del Tolima que permitan la formulación participativa de un programa curricular en agroecología vinculada a la estructuración de procesos productivos agrícolas y pecuarios.

Al respecto, el docente de la UNAL señala que “ya se cuenta con algunas propuestas de cooperación, entre ellas la del alcalde de Natagaima, David Mauricio Andrade, quien ofreció unas instalaciones, y la de un cabildo indígena de Palma Alta, que también ofreció una finca para realizar las prácticas agrícolas”.

Poco a poco se irán incrementando diferentes programas y niveles de formación, todo depende de las respuestas que tengamos, pues se requerirán fondos, cooperación internacional y, lo más importante, el empoderamiento de estas comunidades, para que aprovechen al máximo los beneficios del distrito de riesgo”, concluye.

© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker