Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Multan a una pareja en Ibagué por ir a mercar juntos, desacatando las prohibiciones impuestas por el Gobierno Nacional

La multa que deben pagar es de $936.323, informó la Policía Metropolitana de Ibagué.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

El mercado que realizó una familia ibaguereña este lunes festivo en la tarde le salió bastante costoso. Al valor de los alimentos que adquirieron en Mercacentro le debieron sumar la multa de $936.323 que establece el Código de Policía para quienes desacaten las restricciones impuestas por el Gobierno Nacional durante la cuarentena. ('Pico y cédula', una alternativa para mercar sin congestión durante la cuarentena)

La Policía Metropolitana intervino en este supermercado por la denuncia que hizo una ciudadana, quien notó cómo varios integrantes de una misma familia iban a hacer sus compras en medio de la emergencia sanitaria que enfrenta el mundo por el coronavirus. 

“Los vigilantes de Mercacentro les decían que no podían ingresar varias personas de un mismo núcleo familiar y les respondían: no sean sapos. Vi a varias familias. Iban papá, mamá e hijos, como si fuera un festivo normal”, aseguró la denunciante. 

Los uniformados hicieron presencia en el lugar, recorrieron el supermercado y lograron identificar a un hombre y una mujer en una de las cajas de pago, quienes intentaron justificar que, aunque iban juntos eran mercados independientes.

Además, indicaron que uno de los dos prestaría la tarjera de crédito para hacer las compras, explicación que no fue admitida, pues la norma es clara al indicar que solo puede ir una persona por familia a hacer las compras.

Lastimosamente, escenas como estas se están repitiendo con frecuencia. En la calle se encuentran parejas en moto que deciden escapar al encierro e irse a dar una vuelta. 

Otros están saliendo a caminar por las desoladas calles, exponiéndose no solo a una sanción económica sino al peligroso virus COVID-19. 

A raíz de esta situación, las autoridades intensificaron los patrullajes para controlar a los ciudadanos que insisten en desacatar la emergencia sanitaria.