Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Más de 30 recicladores de Ibagué se certificaron en competencias laborales a través del Sena

39 trabajadores que ejercían este oficio de manera empírica, fueron capacitados por el Sena en recolección de residuos sólidos según el procedimiento de aprovechamiento y normativa ambiental.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Alcaldía de Ibagué

Con el objetivo de que los recicladores de oficio accedan a mejores oportunidades para generar ingresos, ejerciendo sus labores de manera formal, la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo gestionó, a través del Sena, la capacitación en recolección de residuos sólidos según procedimiento de aprovechamiento y normativa ambiental, a 39 trabajadores que ejercían ese oficio de manera empírica.

“Dimos cumplimiento al decreto  596 del 2016, el cual hace referencia a la certificación en competencias laborales a los recicladores de oficio que se encuentren en organizaciones avaladas por la Superintendencia Nacional de Servicios Públicos”, explicó Flor Sandy Castiblanco, profesional adscrita a la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo.

Es de resaltar que, estas personas están organizadas en asociaciones debidamente constituidas como Cooresuntol, Los Pijaos, Renacer, Opción de Vida y Nuevo Combeima.

Castiblanco manifestó que, además de esta certificación, la administración viene adelantando diferentes trabajos para mejorar la calidad de vida de estas personas.

“Al día de hoy podemos decir que los recicladores del municipio están debidamente censados, carnetizados y organizados en empresas de aprovechamiento que fueron organizadas en medio de un proceso muy exhaustivo y que cumplen con todo lo de ley y que ha mejorado las condiciones de vida de los asociados. Esto al poder acceder al beneficio económico por esa labor a través del Sistema Único de Información”, explicó Castiblanco.

Por su parte, Gloria Teresa Franco Jaramillo, recuperadora de la Asociación Cooresuntol, dijo: "Al certificarnos se está dando cumplimiento a la integración social y laboral de nosotros los recicladores de oficio".

Y agregó: "La asociación llevaba tres años solicitando esta certificación pero no había sido posible por falta de evaluador, entonces la Secretaría de Ambiente dispuso de una profesional que se certificara como evaluadora”.