Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Más de 200 animales silvestres ha rescatado la Policía Ambiental del Tolima

El tráfico ilegal y la destrucción e invasión de su hábitat son los peores enemigos de la fauna silvestre del Tolima.
Ibagué
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira
Foto: Suministradas

Son 7 los uniformados de la Policía del Tolima que conforman el equipo de Protección Ambiental y Ecológico; los cuales, están encargados de velar por la protección y respeto a la fauna silvestre del departamento, y de igual manera hacer valer las leyes que amparan a estos animales.

El comandante de la Policía Departamental, el coronel Rodolfo Carrero, manifestó que en lo corrido del año han realizado más de 200 operativos donde han logrado rescatar a cerca de 266 individuos silvestres dentro de los que se encuentran diversas aves, serpientes, nutrias, zorros, venados, tortugas, tigrillos, monos, perezosos, hormigueros y hasta un hurón, entre otros.

Asimismo, Carrero señala que en el Tolima las más afectadas por el tráfico y comercio ilegal son las aves, principalmente las guacamayas y las loras. Las cuales, son transportadas y comercializadas de manera indebida y a través de las redes sociales. Y los más afectados por invasión a su territorio son los venados, micos y serpientes.

Lo más triste de esto, señaló el uniformado, es que en muchas ocasiones estos animales son sacados de su hábitat natural muy jóvenes, porque es más fácil negociarlos o intentar domesticarlos, y de igual manera, los cazadores suelen asesinar a sus madres para poder raptar a las crías que, en su mayoría, mueren por las pésimas condiciones en las que son transportadas y almacenadas, o por la ignorancia de la gente frente a la correcta alimentación de algunas especies. 

Y lo grave de la situación es que muchos de estos animales son llevados a los hogares en calidad de mascotas, cuando ellos no son domésticos y, al sacarlos de su hábitat, se está generando una grave afectación al medio ambiente ya que muchos de ellos al ser cazadores controlan la sobrepoblación de otras especies.

A su vez, el uniformado también señaló con gran preocupación que se han registrado casos con grandes felinos como tigrillos y jaguares, siendo estos últimos, una especie que no es autóctona del departamento.

Es por esto que la Policía trabaja de manera articulada y directa con el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre (CAV) de Cortolima, que se encuentra ubicado en el predio ‘El Secreto’ de la vereda Llanitos de Ibagué en el kilómetro 7 vía al Cañón del Combeima, y a donde son trasladados todos los individuos rescatados para que la autoridad ambiental, con la ayuda de sus especialistas, les brinden atención oportuna y adecuada a los animales.  

Por otro lado, el Comandante señala que los municipios más afectados en el Tolima por este grave delito son Honda, Melgar y Carmen de Apicalá, que debido a su auge turístico y gran demanda de visitantes, son aprovechados estos corredores para traficar con la fauna silvestre.

Y también aseguró que, a la fecha, han sido dos los rescates más impactantes que han tenido en este 2019, siendo el primero el de un tigrillo que era utilizado en Purificación como protector en la entrada de una casa, presuntamente para que no se entraran los ladrones y al cual le quitaron los colmillos para poderlo tener en cautiverio.

Y el segundo caso fue en la vereda Tres Esquinas del municipio de Cunday, donde una mujer de 64 años había tenido en cautiverio y encadenado por más de 25 años a un mono cariblanco; el cual, tras haber sido rescatado por la Policía Departamental, fue valorado por Cortolima, quienes dan un parte clínico del primate bastante desalentador, según los profesionales el individuo se encuentra en precarias condiciones de salud, esto debido al tiempo que estuvo en cautiverio.

Frenemos por nuestra fauna silvestre

Por otro lado, la invitación de los uniformados es que a la hora de viajar por las carreteras del departamento y del país, se tenga prudencia en cuanto a la velocidad ya que es alarmante el número de animales que son atropellados, y en lo posible, frenar para no arrollar a estos individuos.

Las vías del Tolima que más registran mortalidad de fauna son: la variante de El Espinal hasta Natagaima y, la carretara que va desde el peaje de Alvarado por toda esa arteria vial que comunica al norte del departamento hasta Honda.

Tenga en cuenta que tener o comercializar animales no domésticos en Colombia es un delito, porque viola el Artículo 328 del Código Penal, y el cual da una sanción de cuatro a ocho años de cárcel y una multa que va de 100 a 300 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Recuerde que puede denunciar a través de la línea gratuita 123 de la Policía Nacional los casos de tráfico, maltrato, presencia o tenencia de fauna silvestre, y de igual manera lo puede hacer a través de las líneas telefónicas del cuadrante más cercano.