Pasar al contenido principal

Madre de funcionaria de la Alcaldía evitó su despido porque amenazó con revelar presuntos casos de corrupción

Destacado
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Ana Camila Molano, la única funcionaria de la Alcaldía de Ibagué que hacía parte del grupo de personas embriagadas que fueron sorprendidas por la Policía Metropolitana en un retén en la madrugada del sábado 18 de agosto, finalmente no fue despedida de su cargo como lo anunció el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, el pasado 24 de agosto. (Ver: Alcalde de Ibagué le solicitó la renuncia a funcionaria implicada en espectáculo callejero)

Molano aparecía en el video -de vestido negro- haciéndole advertencias a los policías, cuestionando la legalidad del operativo y enviándole besos al uniformado que grabó el espectáculo callejero. “¡Un beso! ¿Se enamoró de mí?”, le dijo la funcionaria de la secretaría de Cultura al policía. (Ver: Por retén policial, funcionarios y contratistas de la Alcaldía de Ibagué protagonizan espectáculo callejero)

El alcalde Jaramillo dijo hace dos semanas que los tres contratistas habían suspendido sus contratos mientras avanzaba la investigación interna y a la funcionaria Ana Camila Molano le había pedido que presentara su renuncia.

“Hemos pedido a la persona que está por nombramiento y que es de libre remoción que se someta a una posibilidad de presentar su respectiva renuncia, mientras nosotros hacemos la investigación y miramos toda esta situación”, aseguró el mandatario.

Pero esto finalmente no ocurrió. Ni en el sistema de correspondencia de la Alcaldía de Ibagué aparece la renuncia de la joven Molano ni en la gaceta oficial se ha publicado ningún decreto aceptando la dimisión.

Las amenazas de la madre surtieron efecto

Ana Camila Molano es hija de Aliria Reyes Moreno, una persona muy cercana al alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, quien al parecer conoce información privilegiada del mandatario y de la administración municipal.

La señora Reyes fue una de sus candidatas a la Asamblea del Tolima en las pasadas elecciones regionales de 2015 y, ante su revés electoral, terminó suministrando la dotación oficial de la Alcaldía de Ibagué y sus dos hijos, Ana Camila y Jorge, fueron vinculados al gobierno local.

Pues una vez se supo que Jaramillo le pidió la renuncia a Ana Camilla, su mamá -visiblemente ofendida- se despachó a través de su cuenta de Facebook y anunció que estaba dispuesta a revelar presuntos hechos de corrupción al interior de la Alcaldía de Ibagué.

“Qué corazón el del sr alcalde tan duro, tan inhumano. A él no le duelen los problemas de la gente, en dónde está el socialismo (…) La despidió viendo que en esa alcaldía han cometido cualquier cantidad de errores sus consentidos y la corrupción que hay es grave”, escribió en un una de sus publicaciones.

Sin embargo, reconoció que su hija cometió un error, pero aclaró que el incidente se presentó fuera de su horario de trabajo, por lo cual le parecía injusto su despido.

En otro comentario, Reyes dijo que no entendía cómo Jaramillo invitaba a votar la consulta anticorrupción cuando la transparencia no era una de las virtudes del gobierno municipal.

En medio de su dolor, también ventiló públicamente situaciones personales del alcalde Guillermo Alfonso y la primera dama del Municipio, Vilma Gómez.

¿Le hicieron borrar todos los comentarios de Facebook?

Después de los delicados comentarios, personas cercanas al alcalde Jaramillo buscaron a la señora Aliria, le pidieron que se calmara, que su hija no sería despedida y que, por favor, borrara todo lo que había escrito en su cuenta de Facebook, informaron fuentes de la administración municipal.

Y todo parece indicar que las diferencias se solucionaron. Ana Camila sigue siendo funcionaria de la secretaría de Cultura, Aliria Reyes borró sus publicaciones en contra del gobierno y las denuncias sobre corrupción en la Alcaldía de Ibagué seguramente no las revelará.

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.