Pasar al contenido principal

Los millonarios negocios de Óscar Berbeo, compadre de Luis H., con el contratista de la Unidad Deportiva de la 42

Ibagué
Autor:
Autor:

Una verdadera polémica generó en la ciudad los negocios que tiene el exconcejal de Ibagué, Óscar Berbeo, compadre y aliado político del alcalde Luis H. Rodríguez, con Jorge Alexander Pérez, el representante del consorcio que se quedó con la licitación para la remodelación de la Unidad Deportiva de la 42 con Quinta.

Pérez es el mismo discreto contratista bogotano, que compraba chatarra en entidades públicas del Distrito, y que apareció en Ibagué como representante de un poderoso consorcio colombo-español al cual se le adjudicó un contrato por $39 mil millones. (Vea quién es Jorge Alexander Pérez)

Este enigmático hombre sigue sorprendiendo. De hacer contratos con el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) que no superaban los 58 millones de pesos, ahora resultó comprando la procesadora de concreto y la maquinaria de Boylam, la exitosa empresa del joven político y empresario Óscar Berbeo.

La operación comercial se cerró en $2.200 millones y ambos harán parte de una nueva sociedad comercial, aseguró Berbeo en la emisora La Cariñosa de RCN. Según él, su nuevo socio no solo va a construir la nueva Unidad Deportiva de la 42 con Quinta sino pretende quedarse en Ibagué. “Desea invertir en la ciudad y quiere consolidarse acá”. (Obras de la Unidad Deportiva van en un 2% y deben entregarse el 31 de octubre)

De modo que Jorge Alexander Pérez le fue tan bien económicamente en la capital del Tolima que reinvertirá sus recursos en la ciudad. Lo extraño es que hace unos meses, los funcionarios del IMDRI habían dicho que Pérez era un simple representante legal, que no importaba que fuera experto en la compra de chatarra porque no era integrante del consorcio, pero con estos nuevos hechos parece que sería mucho más que un simple representante legal. O ¿de dónde sacó para comprar una empresa por $2.200 millones?  (Los silencios del consorcio de la 42)

¿Cómo se conocieron y cómo hicieron el negocio?

Berbeo contó que Jorge Alexander Pérez estuvo cotizando el concreto que necesita para las obras de la Unidad Deportiva de la 42 en varias empresas de la ciudad, entre ellas la suya: Boylam. (Consorcio representado por experto en chatarra se quedó con licitación de la Unidad Deportiva de la 42)

Dijo que se reunió con él y que le propuso que en lugar de comprarle el concreto a su empresa, mejor le vendía la concretera, la maquinaria y todos los equipos que necesitaba. El político Liberal prefirió prácticamente vender ‘la gallina de los huevos de oro’.

Su rápido ascenso económico y comercial lo logró gracias a esta empresa que constituyó el seis de junio de 2006, con un capital de $5 millones y como domicilio reportó la dirección de su casa paterna en el barrio Los Ciruelos, un humilde sector residencial arriba de la avenida Ambalá. (Ver: Así es el barrio Los Ciruelos)

En tan solo nueve años, el líder barrial constituyó una empresa de $1.000 millones, se fue a vivir al conjunto La Estancia del Vergel, compró autos de alta gama -su esposa usa camioneta BMW negra-, viaja por el mundo, alquila yates, se toma selfis en aviones, se hizo diseño de sonrisa y viste solo ropa de marca… En fin, poco queda del chico de escasos recursos que decía seguir los pensamientos de Jorge Eliecer Gaitán.

Si le va tan bien, ¿por qué vende?

El próspero empresario sostiene que su empresa tiene un amplio mercado en Bogotá, la Costa Atlántica, el Valle del Cauca y los municipios del Tolima, que tan solo el 8% de sus clientes son de Ibagué y que goza del respaldo económico de grandes entidades financieras. Incluso, reconoció que para él era mejor negocio venderle el concreto a los contratistas de la Alcaldía, pero que optó mejor por venderle estos “activos fijos” para que les resultaría más “eficiente” la operación en Ibagué produciendo ellos mismos el concreto.

Boylam no es una sociedad con la primera dama

Finalmente, Berbeo aclaró que el nombre Boylam no corresponde a las iniciales de su nombre y el de su comadre Luz Amparo Noreña, esposa del alcalde Luis H. Rodríguez, de quien se rumoró sería socia de esta exitosa empresa. El exconcejal señaló que el nombre lo tomó de un personaje del libro Hombre rico, hombre pobre, que leyó a los nueve años por recomendación de su señora madre Serafina Suárez de Berbeo. Ese libro -dijo- ha sido su “sombra tutelar” y que lo relee permanentemente.

Obras de la alcaldía hechas con concreto de Boylam

Fuentes de la secretaría de Infraestructura confirmaron que la vía que conecta al sector de La Vega con el barrio Libertador fue reparada con concreto de la firma Boylam. Resulta llamativo que la administración local ha intervenido un buen número de calles de los barrios de Ibagué con concreto y no con pavimento. Finalmente, Óscar Berbeo se mostró distante de la política, aseguró que los bancos le pidieron que se mantuviera alejado de las urnas porque su participación en procesos electorales podría afectarle su calificación de riesgo como empresario.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker