Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Los encantos de Santafé de los Guaduales, un sitio para el ecoturismo en Ibagué

Santafé de los Guaduales, una reserva ecológica ubicada en la vía alterna Ibagué - El Totumo donde podrá encontrar un lugar distinto, agradable y asequible, que le brinda la posibilidad de desplazarse por un sendero ecológico de 15 km en medio de 53 hectáreas de bosque que componen este pulmón y reserva natural, bañado por la micro cuenca de Potrerito.
Historias
Autor: elolfato.com
Autor:
elolfato.com

Si usted está como aburrido, cree que solo en Ibagué existen centros comerciales, bares y discotecas le contamos que actualmente hay un lugar con rapel, canopi, carrapel, sendero ecológico, mirador al Cañón del Combeima, restaurante y hospedaje muy cerca de la ciudad.

Le estamos hablando de Santafé de los Guadales, una reserva ecológica ubicada en la vía alterna Ibagué - El Totumo, donde podrá encontrar un lugar distinto, agradable y asequible.

Este sitio le brinda la posibilidad de desplazarse por un sendero ecológico de 15 km en medio de 53 hectáreas de bosque que componen este pulmón y reserva natural, bañado por la micro cuenca de Potrerito, a la cual puede acceder por 26 mil pesos que incluyen ingreso, piscina, recorrido ambiental y almuerzo –plan día- donde semanalmente recibe alrededor de 500 turistas de todo el país.

Pero si usted lo que quiere es quedarse, tener la posibilidad de respirar aire puro, ver las estrellas y escuchar el canto de los pájaros al amanecer, por solo  98 mil pesos lo puede hacer, incluyendo alimentación –desayuno, almuerzo y cena- y una buena experiencia ecoturística.

Otras de la atracciones que brinda este mágico lugar es el Temascal un santuario construido a semejanza de los templos Mayas alienado con los polos magnéticos de la tierra en el cual podrá realizar ritos de purificación espiritual y bañarse en una piscina de lodo.

Esta iniciativa arrancó en el 2001 con 4.5 hectáreas gracias al ánimo ambientalista de Raúl Polanco, un agrónomo de la Universidad del Tolima y viejo loco como se define, acompañado de su familia con el pretexto de que los bienes naturales, pertenecen a la humanidad y no a unos pocos, no ha parado de crecer y paulatinamente se ha convertido en una reserva ecológica que alberga 125 especies de aves, entre ellas 5 migratorias y más de 65 especies de mariposas, sin mencionar las más de mil especies vegetales que la conforman.

Estas estuvieron en grave riesgo con la masificación de incendios forestales en el departamento y donde allí se quemaron 13 hectáreas de bosque y que don Raúl Polanco expresa como: “Ese día llore, es un lamento inmisericorde, era un hijo lo que se estaba yendo” mientras recuerda la delicada situación que vivieron durante el incendio, el cual se superó gracias a la ayuda de los bomberos y la Policía.

Es por esto que si usted le gusta el ecoturismo, los deportes extremos y la tranquilidad de la naturaleza seguramente este plan le va a interesar. El lugar se encuentra disponible de domingo a domingo de ocho de la mañana a cinco de la tarde al que se llega por la vía alterna que comunica Ibagué con el Totumo.

Las prácticas de deportes extremos y el ingreso al Temascal no se incluyen en los planes y cada una tiene un costo adicional de 15 y 20 mil pesos respectivamente.