Pasar al contenido principal

Los alcances de la investigación de la Procuraduría en contra de Edilberto Pava, Contralor del Tolima

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

El hombre responsable de vigilar los recursos públicos del Tolima tendrá que responder ante la Procuraduría General de la Nación, precisamente porque al parecer desconocía los principios de la contratación estatal y la función administrativa. (Ver: Procuraduría investiga al Gobernador del Tolima por posibles anomalías en Plan de Alimentación Escolar)

Así lo da a conocer la Procuraduría al confirmar la apertura de investigación disciplinaria contra el contralor departamental, Edilberto Pava.

El jefe de control fiscal aparece comprometido en los posibles hechos irregulares que también salpican al gobernador del Tolima, Óscar Barreto, y a gran parte de la cúpula de su administración por dos contratos cuestionados del Plan de Alimentación Escolar (PAE), que suman $17.500 millones. (Ver: Procuraduría le llama la atención a la Gobernación del Tolima por alimentación escolar)

Estoy tranquilo, estamos preparando la defensa, alistando toda la documentación y los soportes jurídicos para presentarlos ante la Procuraduría”, afirma el contralor Pava ante EL OLFATO. (Ver: Contraloría del Tolima se lava las manos frente al desfalco del Hospital Veterinario de la UT)

El caso por el que es investigado tiene relación con posibles irregularidades en la declaración de la urgencia manifiesta que realizó la Gobernación del Tolima en febrero del 2016 para cumplir con el (PAE) en los colegios públicos del Tolima. (Ver: Gobernación en la mira de la Procuraduría por retraso en la implementación del programa de alimentación)

Según el Ministerio Público, en un primer contrato, que superó los $7.000 millones, la Gobernación habría decretado irregularmente la urgencia manifiesta para adjudicar el servicio de manera directa a la Fundación Construyamos Colombia, para el suministro de raciones escolares durante 82 días del primer semestre de 2016.

También investiga presuntas irregularidades en la adjudicación del servicio de alimentación escolar para el segundo semestre del 2016, que quedó en manos de la misma Fundación Construyamos Colombia por $10.475 millones. (Ver: Gobernación responde a la Procuraduría por cuestionamientos al programa de alimentación escolar)

El órgano de control busca establecer si los pliegos de condiciones cumplían los requisitos exigidos por la ley, o si fueron direccionados, presuntamente, para favorecer al operador.

La Procuraduría inició la investigación porque considera que la declaratoria de la urgencia manifiesta no sería procedente en ese caso.

Resulta que para febrero del 2016 aún se encontraba vigente el contrato anterior del PAE -bajo responsabilidad de la Unión Temporal Nutrir Tolima 2015- y estaba en trámite un proceso de contratación de menor cuantía que buscaba darle continuidad al servicio.

“Al utilizar esa figura –la declaratoria de la urgencia manifiesta- la administración departamental habría obviado el proceso de licitación pública establecido para el PAE”, explica la Procuraduría.

Con base en estos argumentos, el Ministerio Público afirma que el Contralor del Tolima debe responder en un proceso disciplinario porque en su gestión de control y vigilancia sobre la declaratoria de la urgencia manifiesta presuntamente desconoció el hecho de que existía un contrato vigente y un proceso contractual en curso para garantizar la continuidad del servicio.

‘Actuamos con rigor’: Contralor del Tolima

Sobre la posición de la Procuraduría, el contralor Edilberto Pava le dijo a EL OLFATO que actuó con rigor y el ordenamiento jurídico al momento de evaluar la viabilidad y procedencia de la urgencia manifiesta.

Le vamos a demostrar a la Procuraduría que nuestra actuación fue ajustada a derecho al declarar la viabilidad de la declaración de la urgencia manifiesta”, precisa el jefe de control fiscal. (Ver: Juez ordena al Contralor del Tolima entregar resultados de investigación por desfalco del Hospital Veterinario)

Recordó que en la carpeta que le hizo llegar el gobierno departamental para soportar la declaración de la urgencia manifiesta, cumplía con los rigores de la Ley 80.

Sin embargo, afirma que frente al proceso contractual no se puede pronunciar en este momento porque esa etapa exige otro tipo de control fiscal.

‘Soy un Barretista pura sangre’

Lo cierto es que el escándalo es aprovechado por quienes afirman en los pasillos de la Gobernación y en la Contraloría que Edilberto Pava es muy cercano a las huestes políticas de Barreto y que la Asamblea del Tolima lo eligió para ser su ‘contralor de bolsillo’.

Es más, en una ocasión, en plena campaña política de Pava a la alcaldía de Honda y de Óscar Barreto a la Gobernación, el hoy contralor del Tolima afirmó que era “un ‘Barretista’ pura sangre”.

Gobernador yo soy ‘Barretista’ pura sangre y aquí como un soldado más estoy dispuesto para dar la batalla, a poner el pecho y la cara por usted. Porque yo sé que usted como gobernador pone la cara por nosotros donde esté”, afirmó Edilberto Pava en imágenes que aparece en un video de la campaña política.

Además del gobernador Barreto y el contralor Pava, la Procuraduría también inició investigación disciplinaria por los mismos hechos contra el secretario de Educación y Cultura del Tolima, Jairo Alberto Cardona Molina; el director Administrativo y Financiero de la Secretaría de Educación, Alexander Barrero Gómez; la directora Jurídica de la Gobernación, Dora Patricia Montaña Puerta; la directora de Contratación, Paola Arbeláez Arenas, y el exsecretario de Planeación, Fabián Zabala Cifuentes.

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.