Pasar al contenido principal

Lo que no se sabía de la imputación de la Fiscalía al alcalde de Ibagué

Investigación
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Una verdadera trama, en la que tres empresas se repartieron $1.600.921.072 -recursos públicos del municipio destinados al alumbrado navideño del 2016-, descubrió la Fiscalía en la investigación que la semana pasada derivó en la imputación formal al alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo.

De acuerdo con la imputación de la Fiscalía, las empresas Dekotrónica, Moriah y la Fundación Integral Paz y Amor fueron subcontratadas por la entidad sin ánimo de lucro Corporación Festival Folclórico Colombiano, representada por Betty García Ramírez. (Ver: Fiscalía le imputó cargos al alcalde de Ibagué por contrato del alumbrado navideño del 2016)

¿La razón? Debido a que la corporación no tenía la capacidad ni la experiencia para cumplir con el objeto del convenio de cooperación interinstitucional, prácticamente fue utilizada como simple intermediaria entre la Alcaldía de Ibagué y las tres empresas, al parecer con el fin de evadir la licitación pública.

El extenso objeto del convenio era aunar esfuerzos humanos, técnicos, administrativos, logísticos, económicos y financieros necesarios para fortalecer y promocionar las actividades institucionales, culturales, turísticas, sociales y recreativas para el embellecimiento navideño de la administración municipal y desarrollo de la agenda de fin de año del municipio de Ibagué.

La Fiscalía expuso en la imputación que las tres empresas citadas se repartieron funciones y los recursos para cumplir con ese objeto, debido a la falta de absoluta capacidad de la corporación. (Ver: Continúa la película por el alumbrado navideño: Jaramillo, duro de imputar III)

Así las cosas, Dekatrónica se comprometió con la corporación a diseñar, alquilar, transportar, instalar, realizar mantenimiento y desinstalar la decoración e iluminación navideña.

Por su parte, Moriah asumió la tarea de alquilar, transportar, instalar, realizar mantenimiento y desinstalar la pista de hielo, pesebre navideño a escala, juegos infantiles, decoración y presentación del espectáculo artístico pirotécnico.

Y la tercera, Fundación Integral Paz y Amor, se responsabilizó con el suministro, alquiler, montaje y desmontaje de la tarima para novenas.

En consecuencia, la Fiscalía está convencida de que el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, habría actuado a título de dolo al tramitar y suscribir el polémico convenio sin el cumplimiento de los requisitos legales. (Ver: Jaramillo solicitó aplazamiento de audiencia de imputación en su contra porque no tiene abogado)

De hecho, por esa actuación la Fiscalía le imputó al mandatario cargos por su presunta responsabilidad en el delito de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Ahora, el nombre de la compañía Moriah no es nuevo en el contexto del escándalo. Como lo reveló EL OLFATO, esta empresa bogotana, seleccionada a dedo, está detrás de otro millonario convenio entregado para el montaje de los pesebres.

El gerente de Infibagué, Carlos Peña, suscribió un convenio por $195’099.240 con la Fundación Camellando por Colombia, representada por Danny Schneider Quintero García, quien coindencialmente trabaja como director operativo en la empresa Moriah, y que es familiar de Fredy Jimmy García Rincón, el representante legal de esta última compañía, favorecida con los $1.600 millones que trianguló la Alcaldía a través de la Corporación Festival Folclórico Colombiano.

Además, tanto Moriah como Dekotrónica estuvieron muy cerca de acceder a un contrato de $65’500.000 para decorar con alumbrado navideño la fachada del Ibal y el parque del agua ubicado en el barrio La Pola. (Ver: Contratistas y líderes comunales acompañaron al alcalde Jaramillo a la audiencia de imputación)

Sin embargo, el gerente del Ibal, Alberto Girón, notó que detrás del proceso había algunas situaciones irregulares y revocó la adjudicación.

La Fiscalía cuenta con 90 días hábiles para formular la acusación, proceso con el que llamará a juicio oral a Jaramillo. Lo debe hacer ante un juez penal del circuito por reparto.

La audiencia preparatoria deberá realizarse por el juez de conocimiento a más tardar dentro de los 45 días siguientes a la audiencia de formulación de acusación. (Ver: Jaramillo no se dejó imputar y pide a la Fiscalía que archive la investigación por el alumbrado navideño)

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.