Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Lo que debe saber si quiere practicar Crossfit

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Si usted es uno de los muchos colombianos que se propuso para este año bajar esos kilitos de más o mejorar su salud, el Crossfit es una buena opción para lograrlo.

En Ibagué esta disciplina ha tenido una gran acogida, pues actualmente hay cerca de nueve lugares para practicar Crossfit. Allí, centenares de ciudadanos realizan diariamente este exigente, pero efectivo deporte.

Francisco Otálvaro es uno de los pioneros de esta actividad física en la ciudad. Desde hace siete años ha estado trabajando para mejorar la salud, la condición física y los hábitos alimenticios de los ibaguereños.

“El Crossfit es un entrenamiento funcional constantemente variado y ejecutado en alta intensidad. Esto significa que se van a hacer ejercicios variados que son funcionales, es decir, que se va a trabajar todo el cuerpo, no como el gimnasio habitual donde se trabajan ejercicios aislados”, explica.

Como toda actividad física, el Crossfit tiene también algunos aspectos que se deben entrar a revisar.

Uno de ellos es el relacionado con las lesiones, pues es muy común escuchar que este ejercicio perjudica las articulaciones del cuerpo. Frente a esto, Francisco señala que “las personas tienen riesgos y los riesgos son en cualquier clase de ejercicio, todo puede pasar porque los accidentes ocurren y no estamos exentos”.

Por otro lado, si el lugar donde usted decide practicar Crossfit no está acondicionado adecuadamente, ni cuenta con instructores profesionales, es muy probable que su salud y su cuerpo estén en riesgo, por lo tanto, se recomienda que  asista a un lugar especializado en el área.

Asimismo, recuerde que al ser una actividad física diferente, usted necesita pasar por un proceso de adaptación, que se realiza con el objetivo de acondicionar su cuerpo para lo que se le va a exigir.

Como en la mayoría de deportes, para asistir a las clases de Crossfit es necesario ir en ropa deportiva cómoda. Cada sesión consta de una rutina de aproximadamente una hora, que se divide en tres partes.

La primera es el calentamiento que busca preparar el cuerpo para hacer la actividad física. La segunda consiste en el desarrollo de la clase y explicación de la técnica y en la tercera se realiza un estiramiento para que el cuerpo se recupere más rápido.

Quienes deseen iniciar en esta actividad, tienen nueve días para adaptarse a la metodología. Una vez ganada la resistencia física adecuada, empiezan a ejercitarse con los demás integrantes del grupo, esto se hace con la finalidad de compartir y apoyarse mutuamente en el entrenamiento.

Es importante el objetivo que usted se plantee, pues en función de él se llevará a cabo la rutina. De igual forma, tenga en cuenta que los ejercicios se realizan dependiendo de su capacidad física y su avance.

Dentro de los beneficios se pueden destacar:

  • Al ser funcional y estar en constante movimiento, usted puede bajar más rápido de peso.
  • Como está basado en ejercicios compuestos o multiarticulares, se mejoran capacidades físicas como la fuerza, la coordinación, la resistencia y el equilibrio.
  • Es una actividad sociable, hay más personas con las que puede compartir al momento de ejercitarse.
  • Aumento de energía en las actividades que desarrolle día a día.