Pasar al contenido principal

Leche materna: fundamental para el crecimiento intelectual y físico de los bebés

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

¿Alimentar a los bebés o no con leche materna?, esa es una de las discusiones frecuentes que sostienen millones de papás en el mundo sobre la alimentación de sus recién nacidos. Aunque se creería que la mayoría opta por amamantarlos, las cifras demuestran lo contrario.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), solo el 40 % de los bebés en el mundo reciben leche materna como alimento exclusivo durante sus primeros seis meses.

Las razones son muchas, pero una de las más preocupantes es el patrocinio y la promoción que hacen las empresas de fórmulas lácteas para que los profesionales prescriban estos productos que buscan ser un reemplazo de la leche materna.

Otro de los factores es la desinformación y la falta de acompañamiento, ya que algunas madres tienen dificultades para producir el líquido y terminan frenando el amamantamiento, cuando es algo que puede solucionarse con la guía de los expertos.

Sin mencionar, aquellas que debido a las cortas licencias de maternidad que se han establecido en Colombia -o las que sostienen sus familias con sus trabajos- por lo que deben suspender la alimentación de los recién nacidos para regresar a sus labores.

Por ello, consultamos a dos de los centros asistenciales de maternas más importantes del departamento, el Hospital Federico Lleras y la Clínica Tolima. Ambos coinciden en que la leche materna es fundamental para el crecimiento de los recién nacidos. (Ver: Dispositivo colombiano promete mitigar riesgos de muerte súbita en bebés)

“La leche humana está diseñada precisamente para preservar la especie porque sus componentes están dados para que se dé un mejor desarrollo cerebral, de los órganos y sus tejidos, para que se defiendan contra infecciones, no solo en la etapa de recién nacido sino posteriormente”, explicó Loreney Lagos Mendonza, pediatra y coordinadora del Banco de Leche del Hospital Federico Lleras.

Y es que según esta experta, cuando se amamanta a los niños hasta los dos años, que es lo que recomienda la OMS, se evita que padezcan de enfermedades a futuro como la diabetes, obesidad e hipertensión, además aseguró que suelen ser niños más inteligentes.

“Pero a parte de beneficiarse el niño, también lo hace la mamá. Aquellas mujeres que tienen lactancias más prologadas tienen menos riesgo de tener cáncer de ovario y de seno, así como otras enfermedades como la osteoporosis”, sostuvo Lagos Mendoza.

Pero, ¿hasta qué edad  deben ser amamantados?

Para Diana Lorena Patiño Arango, jefe de Maternidad Segura de la Clínica Tolima, los bebés deben ser alimentados con leche materna, exclusivamente, desde la primera hora hasta los seis meses de edad y, hasta los dos años, con alimentación complementaria.

Para este centro asistencial es fundamental que las mamás le den leche materna a sus bebés, por eso, a cada una de las maternas que reciben se le brinda acompañamiento para que sea un proceso efectivo y sin traumas para ninguno de los dos. (Ver: Seis posibles causas del cáncer de seno que no deben ser ignoradas)

“Antes de que tengan a sus bebés se les da todo lo que tiene que ver con educación, con signos de alarma y cómo tener una lactancia materna efectiva. Después de que lo tenga hay una sala de expansión, donde cuentan con los auxiliares de enfermería que están preparados para adaptar a la madre y el bebé para que tengan una muy buena técnica en amamantamiento”, agregó Patiño Arango.

En cuanto a las mamás que desean, pero no pueden darles alimento a sus hijos porque no les sale leche o por lo menos no la suficiente para satisfacer a sus hijos, esta profesional de la Clínica Tolima recomienda buscar asesoría, ya que generalmente son problemas generados por el estrés.

“La lactancia materna es algo psicológico, también fisiológico pues hay una generación de hormonas, que son la oxitocina (hormona del amor) y la prolactina (que produce la leche). La mamá que tiene dolor, estrés, irritación, cansancio, seguramente es una mamá que tendrá inconvenientes con la lactancia. Lo que hacemos en esos casos es que el personal, auxiliares de enfermería y médicos, acompañan a esa mamá hasta que se sienta tranquila para amamantar a su bebé”, manifestó.

Ayudar a las mamás

Para ambas expertas, la sociedad y los hogares deben brindarles las condiciones a estas mujeres para que puedan ejercer una alimentación sin problemas, además, para que entren en confianza con su recién nacido.

“En los hogares se les deben brindar las garantías para que amamanten sin problema a su bebé, que asuman sus otros roles, porque generalmente también deben hacer cosas como lavar, planchar, cocinar, cuidar a sus otros hijos, sin entender la importancia de esos primeros meses de amamantamiento”, explicó la coordinadora del Banco de Leche del Federico Lleras.

Por lo que se llega a otro tema que ha sido controversial respecto a la lactancia materna: amamantar en público. (Ver: Cada vez son menos las mujeres que donan leche al Hospital Federico Lleras)

Muchas mamás tienen que lidiar con la crítica, con ser sacadas de sitios por amamantar a sus bebés en público, por lo que en ocasiones determinan dejar de hacerlo, aguantando el llanto de sus bebés hasta que lleguen a casa, hechos que están mál catalogados por estas expertas, ya que lo definen como “el acto más natural del mundo”.

“Amamantar en público es lo más natural del mundo. La parte comercial y publicista promociona que las mujeres se pongan senos, glúteos… mujeres provocativas como objetos sexuales, pero cuando una mamá está ofreciendo amor a una criatura, alimentándolo, esto es mal visto. No, es un acto milagroso el que ella está haciendo”, puntualizó Lagos Mendonza.

Alternativas para las que no puedan amamantar

 

En 2011 el Hospital Federico Lleras inauguró el Banco de Leche Humana, principalmente para las madres que se encuentran hospitalizadas o que por diferentes razones no pueden amamantar a sus hijos, este espacio del hospital brinda a estos bebés leche humana con calidad certificada que ha sido donado por otras madres.

“Cada frasco es analizado y solo aquellos que pasan todas las pruebas son los que se le suministran a los bebés. La prioridad es darle a aquellas hospitalizadas que no pueden estar con sus bebés, pero si alguna mamá no puede darle a su recién nacido porque no le sale, también pueden ir hasta el hospital para recibir asesoría y acompañamiento para mejorar la lactancia y finalmente lo logre”, contó Lagos Mendoza.

Aquellas mamás que deseen poner su leche en análisis para que sea suministrada a otros bebés que lo necesiten deben tener en cuenta estas recomendaciones: estar amamantando a su hijo, tener excedentes en su producción, no sufrir de una enfermedad infectocontagiosa, no haber recibido sangre en los últimos cinco años, no ser fumadora, tampoco puede estar consumiendo bebidas  alcohólicas o sustancias psicoactivas, entre otros requisitos que serán explicados por el personal del hospital.

Solo deben contactarse al teléfono 2739805, extensión 245, o al número celular 3203001161. También pueden acercarse hasta el tercer piso del Hospital Federico Lleras, sede La Francia.

“Siempre estamos necesitando leche, el déficit de nosotros es de donantes, estamos necesitando mujeres que quieren donar todo el tiempo”, concluye la líder del Banco de Leche.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker