Pasar al contenido principal

Le ponen la lupa al ‘chatarrero’, el polémico contratista de la Unidad Deportiva de la calle 42

Investigación
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa

El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, le puso la lupa al contratista Jorge Alexander Pérez, aquel misterioso hombre que pasó de comprar chatarra en el Instituto  de Desarrollo Urbano (IDU) en Bogotá a ser el afortunado ganador de la cuestionada licitación para la remodelación de la Unidad Deportiva de la calle 42 con Quinta, que montó el abogado Orlando Arciniegas Lagos, exasesor del Imdri, por $37.299 millones. (Ver: Experto en chatarra representa al único oferente para obras de escenarios de la Unidad Deportiva de la calle 42)

Lo primero que hizo Jaramillo fue revisar cuánto dinero le ha girado el Imdri al polémico contratista y comparó esos valores con el avance de las obras. El resultado de ese cruce de cifras, como era de esperarse, resultó perjudicando al Municipio y favoreciendo a Pérez. (Ver: Los negocios del compadre de Luis H. y el chatarrero de la Unidad Deportiva de la calle 42)

Mientras ‘el chatarrero’, como lo llama el Alcalde, ha ejecutado el 38.85% de la obra, el Imdri le ha pagado el 47,36% del total del presupuesto ($37.299 millones).

De entrada, Jorge Alexander Pérez recibió por concepto de anticipo $7.460 millones y, después, la administración de Luis H. Rodríguez le giró $14.418 millones más, para un total de $21.878 millones.

Jaramillo explicó que se le hizo una amortización al anticipo, entonces quedaron $18.994 millones, y otra por garantías, del 10% por ciento, por lo tanto se le ha entregado $17.667 millones, “lo que equivale al 47.36 por ciento del total, ya que el contrato es de $37.300 millones”, sostuvo.

Cuestiona la calidad de la obra

La segunda acción que emprendió la administración local fue la revisión minuciosa de las obras ejecutadas hasta el momento y que, aseguró el Alcalde, ya han sido rechazadas por mala calidad.

Agregó además que el Imdri no ha recibido a satisfacción ni la piscina olímpica ni el coliseo cubierto que fueron utilizados durante los Juegos Deportivos Nacionales de 2015.

De otro lado, Jaramillo también cuestionó que la pasada administración amplió, hasta el 21 de julio de 2016, el plazo para que este contratista terminara la remodelación de la Unidad Deportiva, y aun así no cuenta con el personal suficiente para terminar el proyecto en este semestre.

Aquí hay unos obreros que están maquillando las malas obras que hicieron en las placas, en las columnas, en todo. Columnas fracturadas que cualquier ingeniero o quienes no sabemos de ingeniería quedamos aterrados de ver lo que hay”, advirtió.

Piden celeridad en las investigaciones

Y la tercera tarea que se fijó el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo es contribuir a las investigaciones que adelanta la Fiscalía General de la Nación sobre el capítulo más oscuro de la contratación pública en la historia de Ibagué.

Jaramillo dijo que irá esta semana hasta el despacho del fiscal Eduardo Montealegre para entregarle nuevas pruebas de lo que han encontrado sobre las polémicas licitaciones que montaron su antecesor Luis H. Rodríguez y el exasesor del Imdri Orlando Arciniegas Lagos.

Para él es importante saber cuál fue el músculo financiero que supuestamente tenía el consorcio que representaba ‘el chatarrero’, y que permitió que ese único proponente terminara quedándose con el jugoso contrato de $37.299 millones de la Unidad Deportiva de la 42.

Recordemos que detrás de este misterioso hombre estaban tres empresas: una poderosa multinacional española como el Grupo Ortiz, que tiene el 51% de la participación; Triventi Ingeniería S.A.S, con el 29%, y Diseño e Ingeniería Especializada S.A.S. con el 20%.

Igualmente le pedirá al fiscal Montealegre que brinde garantías a los ciudadanos que tienen información confidencial de la adjudicación y ejecución de los contratos de los Juegos Deportivos Nacionales.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker