Pasar al contenido principal

¿Le hicieron un gol de $319 millones al alcalde Luis H. Rodríguez?

Investigación
Autor:
Autor:

El secretario Administrativo de la Alcaldía de Ibagué, José Adrián Monroy, adjudicó un polémico contrato que no tenía el visto bueno del alcalde Luis H. Rodríguez.
 
Se trata de un estudio de prefactibilidad para determinar si el Palacio Municipal puede ser trasladado al sector de la calle 19, pero el mandatario había ordenado no adelantar este proceso porque su periodo de gobierno termina en cuatro meses y 26 días.
 
Yo había dado la orden de cancelar ese CDP (Certificado de Disponibilidad Presupuestal). Hasta ahora me entero que se adjudicó. Yo le había dicho al secretario (Monroy) que cancelara ese proceso porque ya no hay tiempo de nada, y el próximo alcalde es quien decidirá si se traslada la sede o no”, le dijo Luis H. a ELOLFATO.COM.
 
El contrato, por $319 millones 940 mil pesos, se lo adjudicaron el pasado 28 de julio al arquitecto Javier Andrés Bonilla Morales, el único proponente, y quien resultó tener la experiencia casi ajustada a las necesidades de la Alcaldía de Ibagué.
 
En los pliegos definitivos, la secretaría Administrativa pidió: “Acreditar una experiencia mínima de diez (10) años en consultoría en elaboración de diseños arquitectónicos, adquirida en los últimos diez (10) años contados a partir de la fecha de cierre del presente proceso. Adicionalmente, dentro de la Experiencia General, se debe acreditar al menos un (1) contrato por valor equivalente al diez porciento (10%) o más del Presupuesto Oficial establecido para el presente proceso”.
 
El arquitecto Bonilla Morales presentó como soporte de experiencia un contrato por $35 millones con la Cámara de Comercio de Ibagué, celebrado en el año 2009, para la “realización de diseños arquitectónicos, presupuesto detallado de la obra, especificaciones técnicas y seguimiento de la obra al proyecto Plaza Manuel Murillo Toro”. Coincidía exactamente con el requerimiento de la Alcaldía y por eso se le adjudicó rápidamente. (Ver evaluación técnica)
 
Este concurso de méritos salió en tan solo 25 días. La convocatoria se abrió el tres de julio a las 11:18 de la mañana y se adjudicó el 28 de julio a las 3:52 de la tarde.
 
Fue tal el afán de la Oficina de Contratación que en el acta de apertura de la propuesta, el día 23 de julio, escribieron que el contrato se le había adjudicado a la empresa Proyectos Ambientales Tierra Verde S.A.S y que el arquitecto Javier Andrés Bonilla Morales era su representante legal.
 
Este portal verificó los documentos y ni el señor Bonilla Morales es el representante legal ni  la firma Proyectos Ambientales Tierra Verde S.A.S se presentó al concurso de méritos. (Ver error en el acta)
 
Todo fue un error de la funcionaria encargada de este proceso, la abogada Johaina Salomar Bunay. 

“Yo dije que esa plata podía servir para la Sexta o para los Juegos Nacionales”

El alcalde Luis H. Rodríguez explicó que él había dado la orden a su secretario de cancelar esa inversión y trasladar los recursos para la terminación de las obras de recuperación de la carrera Sexta o para la construcción de los escenarios de los Juegos Deportivos Nacionales. (Ver Faltan $1.900 millones para terminar obras de la carrera Sexta)
 
“Yo dije que todo proyecto que no se alcanzara a ejecutar este año, debía cancelarse, y que los recursos se trasladaran para las obras que necesitamos dejar terminadas. Voy a llamar al secretario para que me diga qué pasó”, sostuvo el mandatario.
 
Por su parte, el saliente secretario Administrativo, José Adrián Monroy, aseguró que el alcalde apenas le dio esa orden el pasado fin de semana, cuando ya el contrato estaba adjudicado.
 
Monroy se retira del gabinete municipal para sumarse a la campaña del candidato a la gobernación del Tolima, Óscar Barreto Quiroga. 

¿Otro estudio más para las gavetas de la Alcaldía?

En Planeación Nacional sostienen que Ibagué es una de las ciudades más estudiadas. Cada administración contrata centenares de estudios y muchos de ellos se quedan en las gavetas del archivo municipal.
 
Este estudio, que le cuesta $319 millones a los ibaguereños, lo recibirá el próximo alcalde de Ibagué y nadie sabe si cambiar la sede de la administración sea una de sus prioridades.
 
O tal vez, cuando se decida hacerlo, seguramente tendrán que pagar otro contrato para actualizar el estudio del arquitecto Bonilla Morales, como ha ocurrido en otros proyectos como el Acueducto Alterno de Ibagué que lleva 20 años en construcción.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker