Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Le cortaron los colmillos a un ocelote para tenerlo como mascota en Purificación

A un ocelote joven, que tenían como mascota en un hogar del barrio Santa librada, le cortaron los colmillos y lo sometieron a un trato inadecuado durante varios meses, lo que generó graves consecuencias para la vida del animal.
Medioambiente
Autor: elolfato.com
Autor:
elolfato.com
Le cortaron los colmillos a un ocelote para tenerlo como mascota en Purificación
Foto: Cortolima

Un grave caso de maltrato animal conoció la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) en el municipio de Purificación.

A un ocelote joven, que tenían como mascota en un hogar del barrio Santa librada, le cortaron los colmillos y lo sometieron a un trato inadecuado durante varios meses, lo que generó graves consecuencias para la vida del animal, reveló Ignacio Bernal, veterinario de Cortolima.

El funcionario encontró un corte de colmillos del maxilar superior que tuvo como consecuencia la fractura de la raíz los mismos. “Esta es una práctica común en los tenedores de fauna para evitar que los animales le causen daño a las personas”, explicó.

Además, estas amputaciones pueden generar infecciones en la boca. “El Ocelote sin sus colmillos difícilmente podrá sobrevivir en su hábitat natural, no podrá cazar de manera efectiva y se le dificultará alimentarse de por vida, debido a que ya ha mudado su dentadura”, manifestó el veterinario.

Pero el animal no solo fue víctima del maltrato físico. También está “altamente amansado y busca a los seres humanos como si fuera un gato doméstico, lo cual es un comportamiento impropio de la especie”, insistió Bernal.

“La ausencia de los colmillos representa una limitación al momento de depredar a otros animales, y al momento de enfrentarse a otros machos. Adicional a ello, el individuo es joven y la ausencia de cuidado parental, durante la primera etapa de su vida, lo hace menos competente ya que las madres son las que enseñan a cazar y sobrevivir en el hábitat”, señaló Cristian Castro, biólogo de Cortolima.

Para garantizar la conservación de esta especie, la CAR recomendó la reubicación en un lugar donde se le garanticen las condiciones necesarias para su supervivencia, y además cumpla con una función de educación ambiental.

“La Corporación una vez más hace el llamado a los ciudadanos para que respeten la vida silvestre de los animales, y en caso de encontrar algún espécimen en peligro, debe informar a las autoridades y entregarlo. Eviten rehabilitarlo en sus hogares”, señaló la entidad a través de un comunicado.

El leopardo fue entregado de manera voluntaria, debido a la persuasión que hicieron las autoridades ambientales, las cuales fueron alertadas por los vecinos del sector.