Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Las obras contratadas que nunca se hicieron

Investigación
Autor:
Autor:

Los sindicatos del moribundo hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué han acusado al exgobernador del Tolima, Óscar Barreto Quiroga, de ser presuntamente uno de los responsables de la crisis financiera y administrativa del centro asistencial.
 
Durante su administración se disparó la vinculación de personal a través de cooperativas y se contrataron millonarias obras que no se hicieron, revela la más reciente auditoria de la Contraloría Departamental del Tolima a la que tuvo acceso ELOLFATO.COM.
 
En el extenso informe de 69 páginas, sobresalen dos obras que tendrían un impacto importante en la seguridad del hospital y la atención de los recién nacidos.

1.Contrato por 1.278 millones de pesos para la adecuación física de la unidad materno infantil para el hospital Federico Lleras Acosta, sede la Francia.

Este contrato se suscribió un día casi festivo: el 30 de diciembre del año 2009. El contratista era el consorcio Santa Rita y/o Alejandro Cárdenas Morales. El valor fue la no despreciable suma de 1.278 millones de pesos y la obra debía estar lista en siete meses.
 
La Contraloría encontró que el contrato se liquidó el 26 de octubre de 2011por el incumplimiento del contratista en la entrega de las obras dentro del plazo máximo acordado -2 de abril de 2011-.
 
El contratista debía reintegrar 666 millones de pesos por las obras no ejecutadas pero interpuso un derecho de reposición y consiguió reducir el monto que debía devolver a 408 millones de pesos. Sin embargo, no pagó y la diferencia legal se fue al Juzgado Quinto Administrativo de Ibagué, informa la auditoría.

2.Las escaleras de 528 millones de pesos que no se construyeron.

Después de la explosión de las calderas del hospital en el año 2010, se contrataron varias obras, entre ellas, unas escaleras de emergencia que no existen.
 
Este contrato, como el anterior, lo suscribieron también un día 30 de diciembre pero, esta vez, de 2011. El contratista era el señor Martín Eufrasio Baquero Jaramillo, la obra costaba 528 millones de pesos y debían estar terminadas en 120 días.
 
Las escaleras de emergencia no se construyeron por decisión de la gerencia del hospital por unas supuestas inhabilidades del contratista y el caso terminó en un pleito legal, sostiene la Contraloría.
 
Estas son dos obras que brillaron en la reciente historia del hospital Federico Lleras Acosta, al que la corrupción y los malos manejos administrativos lo tienen quebrado y al borde de la intervención.
 
Hay que decir que la ‘vena rota’ no solo estuvo en las obras de cemento. La excesiva vinculación de personal en el año 2011, en la época de la campaña electoral por la Gobernación del Tolima y la Alcaldía de Ibagué, también dejó un lío millonario para la institución, según ha revelado el gerente José Raúl Reyes.
 
Los contratistas que se vincularon a través de cooperativas de trabajo asociado tienen demandas laborales que sobrepasan los 10 mil millones de pesos.