Pasar al contenido principal

Las dudosas explicaciones del juez que violó la cuarentena en Ibagué y los nuevos videos del operativo

En unas declaraciones, entregadas a la emisora Ondas de Ibagué, el juez Jesús Salomón Mosquera resultó más comprometido por sus confusas explicaciones y la mentira que habría entregado para evitar la sanción.
Investigación
Autor: Luis Eduardo González
Autor:
Luis Eduardo González
Foto: Suministrados

El polémico juez Jesús Salomón Mosquera decidió hablar sobre el bochornoso episodio que protagonizó en un retén de la Policía Metropolitana y la Secretaría de Movilidad, instalado en la carrera Cuarta con calle 42, el pasado miércoles a las 5:20 de la tarde. 

Las declaraciones, entregadas este viernes a la emisora Ondas de Ibagué, lo comprometen aún más y queda en evidencia que estaría acomodando los hechos para procesar penal y disciplinariamente a los agentes de Tránsito que participaron en el operativo. (Ver: Juez de Ibagué violó aislamiento social y huyó del lugar golpeando a los agentes y una motocicleta)

Recordemos que el funcionario judicial fue sorprendido por las autoridades violando los decretos de la emergencia sanitaria, al desplazarse acompañado por su esposa en su vehículo, cuando el resto de ciudadanos debe salir a abastecerse de manera individual.

El decreto local 1000-0216, del 22 de marzo, en el artículo Tercero, indica claramente que: “No se permitirá el desplazamiento de más de una persona en el mismo vehículo”.  

Por esa razón, los agentes de Tránsito detuvieron al juez y pretendían imponerle un comparendo por no acatar esa restricción, procedimiento que se vio frustrado por la rápida fuga del juez. (Ver: Juez que se voló de retén de la Policía en Ibagué deberá pagar casi $3 millones en comparendos)

Dijo que iba para su oficina

Inicialmente, el juez manifestó que venía de reclamar unos medicamentos y que posteriormente se dirigiría a su despacho. Lo extraño es que todo sucedió cerca de las 5:20 de la tarde, entonces no queda claro a qué hora pretendía ingresar a su despacho en bermudas y sandalias al Palacio de Justicia. 

Además, por orden del Consejo Superior de la Judicatura, todos los funcionarios de la rama judicial deben trabajar desde sus casas, como medida preventiva para evitar el contagio del COVID-19.

“A partir de la fecha de publicación del presente acto administrativo y hasta el 3 de abril de 2020, los magistrados, jueces y empleados judiciales laborarán en sus casas, salvo que excepcionalmente se requiera acudir a las sedes judiciales para adelantar actividades específicas”, dice un Acuerdo del 19 de marzo.

Además, Mosquera es un juez civil y no tiene funciones de control de garantías. Pero él insiste en que iba a cumplir con sus tareas en el Palacio de Justicia de Ibagué.

¿Mintió en la hora?

Otro dato sospechoso es que Mosquera justificó su fuga argumentando que los agentes de Tránsito lo detuvieron durante más de una hora, que no le resolvieron rápidamente su situación y que, además, le informaron que su camioneta de alta gama sería inmovilizada. Por esa razón optó por irse del lugar sin si quiera reclamar sus documentos.

En la entrevista radial sostuvo que los hechos ocurrieron a las 4:10 de la tarde, pero en las cámaras de seguridad que llevan los agentes de tránsito en sus motocicletas, se observa que la discusión empezó a las 5:13 de la tarde del pasado miércoles.

Pero más allá de la hora exacta, llama la atención que el juez recalcó en que por ser una autoridad judicial podía pasar por alto los decretos que restringen la movilidad por la emergencia sanitaria que enfrenta Colombia.

“El día de los hechos le manifesté a la autoridad de tránsito que el procedimiento era irregular, porque conforme a los decretos -tanto presidencial como de la Alcaldía-, yo estaba exento como funcionario judicial(…) Le mostré mi carné como funcionario judicial, le manifesté que venía de reclamar los medicamentos y que iba a ir a mi oficina. El señor (agente de tránsito) se puso a reír, que estaba en pantaloneta, que estaban cerrados los juzgados”, resaltó el togado.

No obstante, vale la pena subrayar que el procedimiento de tránsito no se dio porque el funcionario judicial circulara en su vehículo, sino porque viajaba acompañado por su esposa, cuando está prohibido que dos personas se movilicen en un mismo vehículo.

Ante una orden injusta e ilegal, yo creo que el ciudadano no está obligado a cumplirla: juez Jesús Salomón Mosquera

¿Mintió sobre el desplazamiento junto con su esposa?

Precisamente en ese punto, el cual motivó el procedimiento de tránsito, el juez dio una polémica explicación en la estación radial, que podría acarrearle problemas disciplinarios y hasta penales.

Mosquera negó que su esposa iba dentro de la camioneta cuando los uniformados lo detuvieron y que ella llegó, después, porque vive cerca y estaba comprando una gaseosa en una tienda de la zona.   

Sin embargo, el informe de Tránsito, obtenido por EL OLFATO, dice lo contrario.

“Ahí llega mi señora. Eso es un tema probatorio que ellos (los agentes de Tránsito) tendrán que demostrar. Ella sí estaba en la calle (…) ella venía de la tienda con una gaseosa porque vivimos cerca a ese sector. Yo en ese momento venía de la droguería con los medicamentos, yo iba solo”, declaró.

Pero en los nuevos videos, inéditos, obtenidos por esta redacción, la esposa aparece en la escena inicial sin gaseosas en las manos y admite que iba en el carro con su esposo.

“El vehículo no se lo pueden llevar así porque sí. Nosotros tenemos las pruebas de porqué estábamos afuera. Mi esposo estaba reclamando un medicamento. Ahí tengo la prueba. Sí, yo ya expliqué por qué salí, porque mi esposo desde el domingo (…) me dijo me siento débil, yo le dije: yo lo acompaño”, dice la señora de Mosquera.

Esa grabación se convierte en la prueba reina que tienen los agentes de la Secretaría de Movilidad para defenderse ante la arremetida judicial que anunció el juez civil.    

¿Se pasó un semáforo en rojo porque unos motociclistas también lo hicieron?

Uno de los cuatro comparendos que le impuso el agente de Tránsito fue por cruzarse un semáforo en rojo, cuando huyó del lugar.

El juez, siendo una autoridad judicial en la ciudad, afirmó que no tiene claro si cometió esa infracción y que ese mismo giro prohibido lo hicieron unos motociclistas.

“El semáforo en rojo, no sé. Tocaría que ellos mostraran una imagen del semáforo en rojo, yo no vi semáforo en rojo. Segundo, no hay un tráfico en las calles. Unas mismas motos cruzaron por allí, o sea, hicieron ese mismo giro prohibido”, expresó.  

Finalmente, el juez Jesús Salomón Mosquera lanzó una frase contundente, que seguramente será analizada por las autoridades administrativas y las facultades de derecho del país.

Dijo que decidió irse a guardar su carro a la casa, en pleno operativo, porque los ciudadanos pueden huir y no aceptar las decisiones de las autoridades si les parecen incorrectas.

“Ante una orden injusta e ilegal, yo creo que el ciudadano no está obligado a cumplirla”, sentenció.

Y la evidente omisión de la Policía Metropolitana

Otros que resultarán también investigados son los miembros de la Policía Metropolitana de Ibagué que, según parece, resultaron intimidados por el juez Mosquera. 

Los uniformados estaban en la obligación de imponerles una sanción económica por haber incumplido la orden de salir una sola persona por núcleo familiar, como le ocurrió a una pareja el pasado lunes en un supermercado de la ciudad. 

A ellos, que provienen de una familia sencilla de la ciudad, sí les hicieron un comparendo por $936.323, según lo establece el Código de Policía. (Ver: Multan a una pareja en Ibagué por ir a mercar juntos, desacatando las prohibiciones impuestas por el Gobierno Nacional)

La explicación del Comando de la Policía Metropolitana fue que el juez había huido y que no podían multarlo si no estaba presente.  

Los nuevos videos muestran que no fue así. 

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.