Pasar al contenido principal

Usted está aquí

La U. del Tolima, el Conservatorio y el ITFIP de El Espinal tienen alto riesgo de corrupción

Ibagué
Autor:
Autor:

Tres instituciones educativas del Tolima tienen altos riesgos de corrupción administrativa, según la más reciente medición que hizo la ONG Transparencia por Colombia. (Ver ranking)

La Universidad del Tolima y el Instituto Tolimense de Formación Técnica Profesional (ITFIP de El Espinal) aparecieron dentro del grupo de instituciones con un nivel alto de riesgo de corrupción.

La UT ocupó el puesto 24 entre 32 universidades, y el ITFIP se ubicó en el 14 entre 30 institutos técnicos y tecnológicos.

Conservatorio, el peor calificado de Colombia

El Conservatorio del Tolima se convirtió en la institución del país peor calificada y con un nivel muy alto de riesgo de corrupción. Ocupó el último lugar (30), en el segmento de institutos técnicos y tecnológicos.

Transparencia por Colombia tuvo tres rangos de clasificación: medio, alto y muy alto, según el cumplimiento de unos estándares como la divulgación de información, implementación de valores éticos en las organizaciones, selección y vinculación de personal, y control ciudadano.

Baja visibilidad

El factor visibilidad evalúa las condiciones que presentan las instituciones de educación superior (IES) para la divulgación de la información pública, así como la publicación de procedimientos de la gestión administrativa, presupuestal y financiera, y la gestión de trámites y servicios al ciudadano.

A partir de los hallazgos generales del factor se deja en evidencia un panorama de incertidumbre sobre qué tan preparadas están las IES frente a la puesta en marcha de los nuevos mecanismos de acceso a la información establecidos en la Ley 1712 de 2014 (Ley de transparencia y acceso a la información pública).

Institucionalidad: una debilidad

La baja inclusión de herramientas destinadas para la lucha contra la corrupción; la falta de normas, valores éticos y principios adoptados e inmersos en la cultura organizacional; la opacidad y la improvisación en la gestión del talento humano revelan un panorama de lento acatamiento de las normas que rigen la gestión de las instituciones de educación superior. Por tanto, obstaculizan el cumplimiento de los procesos y procedimientos que se han propuesto para alcanzar su misión.

Impiden el control ciudadano

El informe asegura que existe un fuerte distanciamiento entre la comunidad académica y las instituciones educativas superiores. La ciudadanía no tiene acceso a información o a pruebas del desempeño de la gestión de las entidades, y tampoco cuenta con los espacios de diálogo y concertación necesarios para mejorar esta situación.

La rendición de cuentas a la ciudadanía, ejercicio que contribuye a la democratización de la gestión pública y a la mejora de los controles administrativos, es una tarea pendiente de estas instituciones.